Otra postergación para el proyecto anti barrabravas

El proyecto anti barrabravas que se debate en la Cámara de Diputados no será tratado la semana próxima, luego de que el plenario de las comisiones de Legislación Penal y Deportes del cuerpo deliberativo decidió convocar a dirigentes de clubes de fútbol para que expongan sobre el tema.

Ante la falta de consenso, el interbloque Cambiemos se resignó a no poder conseguir dictamen y ahora se va a abrir una nueva etapa con la presencia de los interesados en la iniciativa, tras una nueva reunión en la que quedaron expuestas las diferencias dentro del oficialismo sobre la modificación del cronograma de trabajo.

Según expresaron diferentes diputados durante la reunión, existían al menos cinco posibles dictámenes, uno del oficialismo y cuatro de la oposición, lo que demostraba la falta de acuerdos básicos, que derivó en fuertes cruces el pasado martes e incluyó algunas chicanas ayer.

La presidenta de la comisión de Legislación Penal, la radical Gabriela Burgos, accedió a ampliar el cronograma de trabajo debido a la imposibilidad de registrar avances en la reunión de asesores, por lo que además accedió al pedido de legisladores opositores para que la próxima semana concurran a la comisión dirigentes relacionados con el ámbito del fútbol, como representantes de la AFA, de la Superliga, de los árbitros y del gremio de futbolistas.

Para no dilatar los tiempos, se acordó que cada interbloque de la Cámara solo podrá proponer dos invitados, ya que la idea es que las visitas no superen las dos semanas. Posteriormente, el oficialismo intentará nuevamente firmar dictamen de mayoría o se resignará a que existan varios despachos y que el tema se defina en el recinto.

En esta ocasión, tras las descalificaciones de la sesión anterior, con acusaciones de “mono”, “forro” o “tonta”, uno de los ejes de la polémica, el legislador macrista Fernando Iglesias señaló que “la oposición no quiere que la ley salga” y consideró que “abrir la comisión a invitados es dar un paso atrás”, al tiempo que chicaneó: “Van a pedir jugar un campeonato interno de fútbol entre los bloques para ver si se pierden cuatro meses más”.

La jujeña Burgos no dejó pasar la observación de su compañero de interbloque y le retrucó: “Para mí no es dar un paso atrás, es buscar llegar a un diálogo, que jamás significaría retroceder”. Desde el mismo espacio, el macrista Jorge Enriquez advirtió en tono futbolero que con el nuevo esquema de trabajo “pareciera que están tratando de tirar la pelota afuera”, a lo que, nuevamente, Burgos respondió: “Más que eso se está parando la pelota y viendo qué panorama hay para luego avanzar”.

En tal sentido, el diputado kirchnerista Adrián Grana aportó: “Me parece que algún exabrupto que haya habido en la comisión no puede empañar el esfuerzo que se está haciendo para que salga la ley. Acá no hay capricho, la mayoría de las exposiciones fueron con argumentos profundos, más allá de alguno que haya buscado provocar más que aportar”. Y añadió que “si hay algo que no ayuda a llegar al consenso es la provocación.

En otro pasaje de la reunión, Iglesias lamentó la dimensión que tomaron las chicanas y señaló a la prensa: “A ver si una vez hacen un reporte sincero y honesto de lo que pasa en este Congreso”. Ante la acusación, la massista Carla Pitiot, contestó: “Desde nuestro bloque no vamos a permitir que personas pongan los títulos, no hay que subestimar. La gente sabe lo que esta pasando y el periodismo también”.

Finalmente, Burgos volvió a terciar y expresó: “No puede ser que nosotros, los que generamos muchas leyes contra la violencia en la sociedad, seamos los que generemos violencia en los debates”.

También podría gustarte