No le quiso pasar su número de celular, el cliente le dejó un repudiable mensaje en el ticket

Este es el caso de una mesera llamada Tania Olivas, quien discutió con un cliente en el restaurante donde trabaja porque varias veces este le pidió su número de teléfono y ella se negaba. A pesar de que, según ella, le dijo que tenía pareja, el cliente siguió insistiendo y ante la negativa, agarró el ticket de los gastos que consumió y le dejó un repudiable mensaje. “Que su novio le deje propina“, escribió el hombre.

A través de su perfil de Facebook, Tania contó la problemática: “Hoy me tocó atender a un cliente hostigoso y acosador que me pidió mi número insistentemente y le dije ‘no, amigo, tengo novio’. Se enojó y me escribió esto -obvio no dejó propina- ahora resulta que tengo que pasar mi número para ganarme la propina”, detalló en la publicación donde mostró el mensaje.

El repudiable mensaje. Foto: Facebook Tania Olivas.“Que su novio le deje propina”, el repudiable mensaje. Foto: Facebook Tania Olivas.

La publicación en Facebook tuvo una gran repercusión y se volvió viral. Los usuarios comentaron en apoyo a la mesera y repudiaron el accionar del cliente de no dejarle propina solo porque no quiso pasarle su número de celular. “Es una vergüenza“, “Qué terrible que tengas que pasar por algo así”, “Yo me hubiese quejado con los dueños del restaurante”, fueron algunos de los mensajes.

También estuvieron los que aconsejaron a la joven de que la próxima vez le brinde un celular trucho al cliente para dejarlo en ridículo y, de esta forma, tampoco perder la propina.

Después de la repercusión del hecho, la mesera habló con el medio Informado Caribe y contó más detalles: “Me escondí en la cocina un buen rato, esperando a que se fuera. Yo tenía miedo y me sentía culpable de esta situación. De repente entró mi compañero y mostró el ticket de pago de ese hombre”, dijo.

Acto seguido, agregó: “No me molestó que no haya dejado propina. Yo sé que no es obligatoria y aquí vienen muchas personas que así como dejan buena gratificación, otras no tienen más que para comer y se me hace injusto que paguen propina además. Lo que me enojó es que crean que nosotras tenemos que ceder a lo que ellos quieren. Es horrible”.

También podría gustarte