Ni lerdo, ni perezoso: Alberto ya firmó el decreto que le quita a CABA $30 mil millones de pesos para dárselos a Kicillof

Alberto Fernández firmó un decreto simple para trasladar desde la Capital Federal a la provincia de Buenos Aires 30.000 millones de pesos anuales que integran desde 2018 el presupuesto de gastos y servicios de todos los porteños. La decisión será publicada mañana en el Boletín Oficial y Horacio Rodriguez Larreta ya prepara una batería de argumentos jurídicos para bloquear la apropiación de los fondos asignados por la presidencia de Mauricio Macri para financiar el traslado de la Policía Federal a la Ciudad de Buenos Aires.

Alberto Fernández es profesor de derecho penal y Vilma Ibarra, secretaria Legal y Técnica, conoce todas las normas constitucionales y administrativas. Los dos descubrieron que Macri había cedido – a través de un decreto- 2.10 de coparticipación federal a la Ciudad de Buenos Aires. Ergo: si un Presidente dispuso un aumento de coparticipación, otro Presidente puede ordenar lo contrario. Y todo por decreto simple.

Desde una interpretación lineal del derecho administrativo, el jefe de Estado y la secretaria Legal y Técnica tienen razón: un decreto posterior deroga el anterior. Pero esa lógica interpretativa obvió una circunstancia básica: elimina derechos adquiridos por la Ciudad de Buenos Aires, y eso no se puede hacer por un simple decreto.

En este contexto, Horacio Rodríguez Larreta prepara una fuerte defensa legal que podría aterrizar en la Corte Suprema, ya que tiene competencia original en los litigios que protagonizan los estados provinciales con el Estado Nacional.

Rodríguez Larreta -como jefe de Gobierno porteño- mañana se reunirá con los abogados de la Ciudad para perfilar un recurso de amparo que evite por la fuerza el traslado de 30.000 millones de pesos anuales que pertenecen al presupuesto porteño.

Alberto Fernández hizo la siguiente cuenta para justificar la poda de la coparticipación federal asignada por Macri a la Ciudad de Buenos Aires:

1. La Capital Federal tenía antes del incremento ordenado por la administración de Cambiemos una coparticipación de 1.40 por ciento.

2. Macri como Presidente firma el decreto 194/2016 que sube la coparticipación porteña del 1.40 por ciento a 3.75 por ciento.

3. Frente a las protestas de ciertas provincias, Macri reduce la coparticipación de 3.75 por ciento a 3.50 por ciento a través del decreto 257/2018.

4. Alberto Fernández considera que sólo le correspondía 0.9 de incremento coparticipación para financiar el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad de Buenos.

5. Desde esta perspectiva política-contable, el Presidente decide podar un punto de la coparticipación porteña (30.000 millones de pesos anuales).

6. Es decir: 3.50 de coparticipación asignado por Macri, menos el punto que se está quedando ahora La Nación para cedérselo a la Provincia de Buenos Aires, da un número redondo de 2.50 por ciento.

7. Y como la Ciudad tenía 1.40, más los 0.9 para el traspaso de la Policía, se llega a la cifra de 2.3 por ciento, casi 2.5 por ciento.

“Le dejamos lo que le correspondía por la ley de Coparticipación Federal. Horacio (Rodríguez Larreta) no tiene de que quejarse. Los números son claros y todo ajustado a derecho”, explicó a Infobae un miembro del Gabinete con acceso directo a Olivos.

Rodríguez Larreta no coincide con la mirada que prevalece en las cercanías de Alberto Fernández. Está dolido por el recorte ejecutado y por el método que se usó para informarle sobre la decisión política de eliminar 30.000 millones de pesos anuales del presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires.

Rodríguez Larreta esperaba un llamado directo de Alberto Fernández. No sucedió: minutos antes del discurso presidencial, Wado de Pedro comunicó la decisión en nombre del jefe de Estado. Fue una conversación fría y filosa.

“Me traicionaron. No puedo enterar así”, dijo Rodríguez Larreta antes de cortar.

También podría gustarte