Nene de 7 está grave: médicos le dijeron que sólo era un chichón pero tenía el cráneo partido

Bernardo Ronaldo Mamani es de la ciudad de Colonia Santa Rosa, en el departamento salteño de Orán. Pero hace casi tres semanas que se encuentra en Salta capital acompañando a su hijo de siete años que desde el 19 de septiembre está internado en el Hospital Público Materno Infantil.

Allí, con tratamientos médicos y de rehabilitación buscan que el nene recupere la movilidad en la mitad de su cuerpo, paralizada a causa de un insólito accidente callejero y un primer diagnóstico que, cuenta el padre, no detectó la gravedad de lo que había pasado.

“Mi hijo fue a comprar y se le cruzó un perro”, contó Mamani. Ese tropezón le provocó una caída y un golpe en la cabeza. “Lo llevé al hospital, le sacaron radiografías y me dijeron que era el golpe nomás”, agregó el papá.

Entonces, según le contó a medios de la provincia, le inyectaron un calmante y “le recetaron un jarabe”. Un día después, el chico estaba completamente inmovilizado. “Al otro día me fui a trabajar y cuando vuelvo, a las siete de la tarde, veo a mi hijo inválido. No podía mover nada”, relató el padre.

La familia volvió al Hospital Elías Anna, de Colonia Santa Rosa, desde donde los derivaron directamente al Hospital San Vicente de Paul, de Orán. “Cuando llego a Orán -recordó Mamani-, lo veo al doctor y me dice: ‘Mirá, según esta radiografía tu hijo tiene fractura de cráneo. Le estamos haciendo una tomografía’. Después me dijeron que tenía fractura y se le había reventado una arteria en la cabeza”.

Luego de una operación para extraerle un coágulo que, según cuenta el papá, duró más de tres horas, “desde las dos de la mañana hasta las cinco y media”, un avión sanitario los trasladó al Materno Infantil.

Desde entonces Mamani se encuentra en un hotel en la capital de la provincia, para poder acompañar a su hijo. Sin empleo fijo, ya que es trabajador golondrina en cosechas de tabaco y tomate, depende de la ayuda que pueda recibir.

Un nene de 7 años está grave en Salta: le dijeron que era un chichón y lo  mandaron a la casa pero tenía el cráneo partido - Clarín

Si bien a través de redes sociales empezó a generarse una pequeña cadena de colaboración, Mamani explicó que su hijo todavía “tiene para un buen tiempo” de internación. “Yo no cobro ningún beneficio, no cobro el IFE, no cobro nada. Yo soy trabajador golondrina y vivo al día”, detalló.

En la cadena de ayuda se difundió el número de WhatsApp 3878-39-0102 para contactarse con él y también una cuenta bancaria (CBU 2850117440094833818378, en el Banco Macro, a nombre de Bernardo Ronaldo Mamani, CUIL 20-31898355-1).

“Gracias a Dios tengo a mi hijo con vida porque si pasaban más minutos sin operarlo capaz que mi hijo no estaría al lado mío”, afirmó Mamani. También añadió un pedido para las autoridades de Colonia Santa Rosa.

“A los funcionarios de Colonia Santa Rosa -dijo-, de mi pueblo, que ni siquiera me llamaron para brindar apoyo, a ellos les digo, por favor, que por lo menos pongan la cara ante nosotros y tengan un poco de lástima por mí, porque yo soy un trabajador golondrina, no tengo un sueldo fijo”.

También podría gustarte