Milani negó haber torturado a los Olivera y expresó “solidaridad a la familia”

César Milani, el ex jefe del Ejército durante la última gestión kirchnerista, inició cerca del mediodía la declaración en el litigio que lo juzga por secuestro y torturas a Ramón y Pedro Olivera en 1977, cuando Milani era subteniente del batallón de Ingenieros 141, en la provincia de La Rioja.

Milani negó haber sido partícipe del secuestro y tortura contra Ramón y Pedro Olivera y expresó su “solidaridad” con la familia de los amedrentados. El militar dijo, durante la segunda audiencia del juicio que busca esclarecer los hechos, que esta “es la primera vez desde 2013 que puedo explicar los hechos. Ningún subjefe del ejército de La Rioja está procesado o detenido por esto”, apuntó.

El uniformado se mostró conmovido durante la declaración y expresó que tiene “un profundo respeto por todas las víctimas del gobierno militar y tienen toda mi solidaridad porque sé hoy en día como lo sabe la sociedad argentina, los desaparecidos, las torturas, los tormentos”.

“Mi solidaridad a la familia Olivera. Todo ese sufrimiento de la familia Olivera termina donde empieza el sufrimiento de la familia Milani”, agregó, para remarcar que es acusado “injusta y arbitrariamente”.

El ex jefe del Ejército es acusado de participar en un operativo para secuestrar y torturar a Pedro Olivera y su hijo Ramón en marzo de 1977, durante la última dictadura. Por ello, se le imputan formalmente los delitos de privación ilegitima de la libertad agravada, allanamiento ilegal, imposición de tormentos agravados y asociación ilícita.

Etapas anteriores del juicio

En la audiencia previa, llevada a cabo el 3 de mayo, Milani participó vía videoconferencia mientras permanecía detenido en Campo de Mayo.

Su abogada defensora, Mariana Barbitta, planteó que Milani fuera trasladado a La Rioja para concurrir a las audiencias y ejercer “su derecho a la defensa”, cosa que el TOF aceptó. El acusado, finalmente, fue enviado a La Rioja en un vuelo de línea, en el marco de un operativo comandado por el Servicio Penitenciario Federal.

Los presentes

En el auditorio estaban presentes familiares del soldado Alberto Agapito Ledo, que desapareció en Tucumán en 1976. Por este hecho, César Milani está procesado con prisión preventiva, y por este crimen de lesa humanidad será juzgado a partir del próximo 12 de septiembre en Tucumán. Milani también enfrentará un proceso por presunto enriquecimiento ilícito, aunque todavía no se fijó la fecha de inicio del litigio.

También estuvo Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos nacional. Avruj estaba presente en la provincia ya que participaba del IV Congreso Nacional de “Diversidad Sexual y Derechos Humanos”, que se realiza en la capital riojana. La Secretaría de Derechos Humanos es querellante en la causa contra Milani.

Avruj dijo a la agencia Télam: “Nuestra presencia aquí viene a ratificar la posición del gobierno nacional de que no existan atajos ni impunidad en los temas de lesa humanidad, y que tampoco haya privilegios ni miradas sesgadas”.

Y adujo que este juicio “fue imposible durante el gobierno de Cristina Kirchner, que, por el contrario, llevó a Milani al cargo de jefe del Ejército”, y que finalmente fue la gestión actual quien lo puso en el “banquillo de los acusados”.

 

También podría gustarte