“Me iba a mi casa a consumir sola”, el crudo relato de Ginette Reynal sobre su adicción a la cocaína

Si bien es una de las modelos argentinas más elegantes y reconocidas, Ginette Reynal tiene un pasado de sufrimiento a causa de las adicciones. Luego de muchos años, pudo confesar que consumía cocaína y que a pesar de varios intentos por dejarla, tuvo una recaída tras la muerte de quien fue su marido.

Sin embargo, los hijos lograron que su madre se recupere finalmente, y ahora pudo contar su experiencia.

Previo a la cocaína, Ginette bebía alcohol en exceso: “Empecé a sentir que perdía el control desde muy chica, a los 18 años”. Poco después, a los 20 estuvo de novia con un chico con quien aseguró: “Nos drogábamos mucho juntos y teníamos una relación muy ‘pasional’”.

Es ahí cuando hizo referencia en la entrevista con Gastón Pauls en su programa “Seres Libres” que fue víctima de violencia de género. “Tenía una fuerte sensación de peligro, y me di cuenta de que no quería eso porque en mi casa nunca viví una situación semejante”.

Por ese motivo, el padre de la modelo la llevó a una psicóloga, quien le hizo darse cuenta de que tenía una adicción. Si bien Ginette afirmó que “pudo parar en varios momentos”, cuando falleció su marido Miguel Pando “fue la patinada final”.

Pese a que esto no interfirió con su trabajo, relató: “En el momento en el cual yo sentía que por ahí me empezaba a poner más dura, o se me empezaba a desdibujar la naturalidad, desaparecía. Me iba a casa a consumir sola”.

Por suerte, los hijos se dieron cuenta, y le dijeron: “Mamá, basta”. Y tanto como el alcohol, que hace 24 años no toma, “ahora la cocaína es el pasado”.

También podría gustarte