Masacre de Wilde: las defensas pidieron la absolución de todos los policías acusados

Las defensas de los siete policías bonaerenses acusados por la denominada “masacre de Wilde”, un episodio de gatillo fácil ocurrido hace 28 años, pidieron la absolución para todos.

En la etapa final del debate oral y público que se realiza en los tribunales de Lomas de Zamora, las defensas invocaron distintas causales para reclamar al tribunal que absuelva a los acusados.

Los argumentos fueron desde la prescripción de la causa por la violación a la garantía a ser juzgados en un “plazo razonable” hasta el accionar en “legítima defensa”, pues insistieron en que en el marco de una persecución a presuntos delincuentes repelieron una agresión por parte de las víctimas.

La “masacre de Wilde” ocurrió el 10 de Enero de 1994 en esa localidad del partico bonaerense de Avellaneda y resultaron damnificados Norberto Antonio Corbo, Gustavo Pedro Mendoza, Héctor Bielsa, Edgardo José Cicutín y Claudio Antonio Díaz, este último el único sobreviviente.

Policías de la ex Brigada de Investigaciones de Lanús descargaron más de un centenar de tiros de Itakas y ametralladoras sobre dos autos a los que confundieron con los de delincuentes a los que estaban persiguiendo.

Por el hecho están acusados los uniformados Eduardo Ismael Gómez, Roberto Oscar Mantel, Osvaldo Américo Lorenzón, Marcelo Daniel Valenga, Julio César Gatto, Pablo Francisco Dudek y Marcos Rodríguez, por los delitos de “homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas reiterado en cuatro hechos y en grado de tentativa en un hecho”.

El tribunal oral, integrado por los jueces Martina Celone, Luis Gabián y Marcelo Dellature, fijó para el próximo 25 de noviembre la audiencia de réplicas y dúplicas de los alegatos, luego de lo cual invitará a los acusados a pronunciar las últimas palabras antes de que se conozca el veredicto.

La fiscal de Lomas de Zamora Viviana Simón pidió la condena a prisión perpetua, al igual que el abogado querellante Gustavo Romano Duffau.

La causa llegó a juicio a instancias de la Suprema Corte Bonaerense, que anuló dos sobreseimientos previos en favor de los imputados.

También podría gustarte