Más de 400 detenidos en marcha en apoyo al periodista liberado en Moscú

Más de 400 personas fueron arrestadas este miércoles durante una marcha en Moscú, donde policías rusos sofocaron a bastonazos una nueva ola de descontento, un día después de que las autoridades cedieran ante una inédita movilización social y liberaran a un periodista convertido en símbolo de la resistencia contra el abuso policial.

Entre los detenidos en el Día de Rusia, principal feriado del país, figuraron el líder opositor Alexey Navalny, quien enfrenta una pena de hasta 30 días de prisión. También arrestaron adolescentes y periodistas rusos y extranjeros.

Mientras sucedían los incidentes y los arrestos, el presidente Vladimir Putin dirigió un mensaje a la nación con motivo de la fecha patria y prometió que hará todo lo posible para promover una “mayor prosperidad y desarrollo” de Rusia.

La marcha fue convocada en reclamo de castigo a las autoridades policiales implicadas en el arresto de la semana pasada del periodista Ivan Golunov, un crítico del Kremlin, y en exigencia de una reforma del aparato de seguridad y el sistema judicial de Rusia.

Los organizadores esperaban una gran multitud, pero a la marcha asistió un número significativamente menor al pronosticado, en medio de divisiones entre quienes la convocaron.

Policías antimotines cargaron sobre la manifestación, que había sido declarada ilegal, mientras arrojaban al suelo y esposaban a algunos manifestantes y golpeaban a otros con sus bastones, informó la cadena CNN.

La organización OVD Info, que documenta arrestos en Rusia, estimó que más de 420 personas fueron detenidas. La policía moscovita, por su parte, informó que 1.200 personas participaron de la marcha y que más de 200 fueron arrestadas. Algunas de ellas fueron liberadas más tarde.

Golunov, quien trabaja para el portal digital Meduza y es autor de numerosos artículos de investigación sobre la corrupción, fue liberado el pasado martes luego de que la policía retirara abruptamente cargos de narcotráfico en su contra.

Su arresto había desatado malestar público, así como una muestra sin precedentes de solidaridad de los medios, incluyendo una portada común publicada el último lunes por los tres principales diarios del país, que decía “Soy/somos Ivan Golunov”.

Se espera que dos oficiales de la policía sean exonerados.

El caso de Golunov, de 36 años, es un problema adicional para Putin, en el poder desde 2000, quien en los últimos meses sufrió una caída en sus índices de aprobación en coincidencia con las dificultades económicas y una creciente pobreza.

Pese a su liberación, los partidarios del periodista decidieron seguir con la manifestación convocada para este miércoles, la cual las autoridades habían advertido que sería ilegal.
Antes de la liberación, unas 25.000 personas habían expresado su interés en la marcha a través de Facebook.

En una medida polémica, los editores de Meduza y otros destacados periodistas urgieron a los moscovitas a no movilizar, lo que desencadenó una tormenta de críticas. A pesar de haber celebrado la liberación de Golunov, la Federación Internacional y la Europea de Periodistas instaron al gobierno de Moscú a frenar el acoso a la prensa.

Rusia ocupa el lugar 149 en la clasificación de la Libertad de Prensa elaborada por Reporteros Sin Fronteras, en un total de 180 países que participan en este índice anual, tras caer un puesto debido a las presiones a la prensa independiente.

 

También podría gustarte