Mar Del Plata: Condenan a mujer que le fracturó el cráneo a su beba de 10 meses

Una mujer que en mayo de 2015 le provocó una fractura de cráneo a su beba de 10 meses fue hallada autora del delito de lesiones graves agravadas por el vínculo y fue condenada a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 3.

Para mantener esa modalidad de ejecución Cintia Magalí Muñoz deberá someterse al control del Patronato de Liberados, mantener su domicilio y “continuar el tratamiento bajo modalidad internación en Posada del Inti hasta su cura y/o cumplimiento de la condena teniendo en cuenta lo manifestado por los profesionales y la acusada durante la audiencia”.

El Juez Fabián Riquert sostuvo que se dio por probado que sin poder precisar fecha exacta de la conducta delictiva, pero si anterior al día 20 de mayo de 2015, Muñoz ejerció violencia física sobre su hija de 10 meses de edad. “Las agresiones que se constataron al momento de ingresar la niña a la sala de guardia del Hospital Materno Infantil de la ciudad de Mar del Plata y diagnosticar una fractura de cráneo parietal derecha”.

El informe médico forense señaló que “las lesiones que cursan con fractura ósea subyacente se producen por golpe con o contra objeto duro contundente y son provocadas por terceros en niños de tan corta edad y son lesiones de carácter grave pudiendo cursar con secuelas neurológicas por las hemorragias intrecraneanas que se producen”.

En referencia a dos internaciones previas a los 6 meses de vida por traumatismo encéfalo craneano con fractura y hemorragia laminar intracraneal y a los 7 meses de vida por traumatismo de cráneo sin fractura osea sostuvo que “no se pueden explicar como auto provocadas y de diferente gravedad en niños pequeños se consideran lesiones por maltrato ya que son provocadas por terceros y habitualmente progresivas en el daño que les producen pudiendo llegar en muchos casos a la muerte”.

Los profesionales concluyeron que “las lesiones que presenta la niña no son compatibles con caídas de la propia altura -manifestación realizada por la sindicada al momento de ingresar a la menor al HIEMI- y fueron provocadas por un golpe de gran intensidad para provocar una lesión fracturaría en dos oportunidades en un hueso que es prácticamente un cartílago elástico que no esta osificado a esa edad”.

Para Riquert la existencia de los hechos narrados fue acreditada en base a la denuncia penal que hizo una trabajadora social del hospital, los informes médicos y de las medidas de abrigo dispuestas respecto de la menor. Del mismo modo consideró que no existían dudas acerca de la responsabilidad de Muñoz en cada uno de los hechos probados.

Tras descartar cuestiones eximentes de la responsabilidad penal y valorar como atenuantes la falta de antecedentes penales y su adicción a los estupefacientes, el magistrado descartó cuestiones agravantes que no fueron planteadas en el acuerdo presentado por las partes.

En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 se calificó al hecho como lesiones graves agravadas por el vínculo y se condenó a Cintia Magalí Muñoz a la pena de tres años de prisión en suspenso.

 

También podría gustarte