Macabros detalles en el caso del cadáver baleado que apareció atado y flotando en un río

Se conocieron detalles con respecto a la aparición del cadáver de un joven que el miércoles fue encontrado baleado en la cabeza, envuelto en una frazada atada y flotando en aguas de un río, en el oeste del Conurbano. Las autoridades policiales se encargan de investigar el suceso.

Voceros judiciales revelaron que la víctima del ilícito sería N. G. L, de 18 años. Este dato surgiría porque al cuerpo sin vida extraído de las aguas le faltaba la primera falange del dedo índice izquierdo y en tal sentido se afirma que en el sumario por la desaparición del muchacho figuraba que carecía de un dedo en una de las manos.

La madre del joven había denunciado la misteriosa desaparición de su hijo ante los funcionarios en la jornada del 25 de abril pasado, oportunidad en la que se abrió oficialmente una causa por “Averiguación de paradero”.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el individuo encontrado en el río carecía además del cuello y del maxilar, y tenía un avanzado estado de putrefacción. El fallecido apareció en las cercanías del cruce de Tafí y Risso Patrón, en la localidad de Gregorio de Laferrere.

En forma preventiva, la carátula del expediente es “Averiguación de causales de muerte”, con intervención del fiscal Federico Germán Medone, quien resolvió convocar a los integrantes de la Policía Científica para la realización de diversas diligencias. Al revisar al cadáver, los peritos determinaron que presentaba una herida de arma de fuego en la región de la cabeza, que se sospecha sería la causa del fallecimiento.

El hallazgo se produjo cuando una mujer, llamada Mónica y que se desempeña como cooperativista en tareas de limpieza en las orillas de un río, afirmó haber observado una frazada atada, que flotaba en las aguas. Según agregó la denunciante, ella y sus compañeros de trabajo rescataron el bulto y, en la orilla, tras desatarlo, vieron el cuerpo sin vida del sujeto.

Momentos después, al ser avisados de la situación por un llamado al número telefónico de emergencias 911, los uniformados del Comando Patrulla (C.P.) arribaron al mencionado predio, oportunidad en la que dialogaron con los trabajadores para obtener testimonios.

Efectivos policiales destinados en la comisaría de Gregorio de Laferrere y en el destacamento Laferrere Sur realizan diferentes procedimientos, en la mencionada zona, con el objetivo de esclarecer lo ocurrido.

Hasta el momento, se cree que los homicidas balearon al muchacho a escasa distancia y que luego envolvieron el cadáver en dicha frazada, atándola y arrojándola, finalmente, al curso de agua.

 

También podría gustarte