Los resultados de la autopsia de la adolescente que murió en un hotel

A raíz de este resultado obtenido este lunes en la morgue de Lomas de Zamora, se realizarán una serie de estudios complementarios para intentar precisar la causa del deceso, informa NA.

Según trascendió, el siguiente paso serán exámenes toxicológicos tendientes a establecer la posible presencia de estupefacientes en los órganos. El hombre de 43 años que acompañaba en el hotel a la chica declaró ante la justicia que ambos habían consumido drogas y alcohol un rato antes de que la menor comenzara a tener convulsiones.

La adolescente fue hallada inconsciente y con un golpe en la cabeza en una habitación del albergue transitorio “Costa Azul”, de Vicente López, y murió este domingo tras permanecer internada en gravísimo estado desde el sábado.

Por el caso se encuentra detenido quien la acompañaba en el hotel, identificado como Diego Iapichino, de 43 años.

La causa fue caratulada como “homicidio con dolo eventual en concurso real con suministro de estupefacientes, agravado por tratarse de una menor de edad”.

El detenido, que según trascendidos es casado y vive en la localidad de Munro, fue sometido a estudios toxicológicos a raíz del hallazgo de drogas en el cuarto de hotel que compartió con la menor.

En la indagatoria ante la fiscal de Vicente López Lida Osores Soler, que depende del Departamento Judicial de San Isidro, Iapichino admitió que ambos consumieron “alcohol y cocaína” que él había llevado, pero aclaró que “no sabía que la chica era menor” y dijo que se habían conocido “hace unos dos meses”, según precisaron fuentes judiciales.

En ese aspecto, el detenido relató que la menor “tuvo como convulsiones, que le metió la mano en la boca para sostenerle la lengua y que lo ayudaron las mucamas, que llamaron al 911”, precisaron los voceros consultados.

Iapichino afirmó ante la fiscal que habían ido al hotel a “charlar y consumir (drogas)” y sostuvo que a la adolescente la había conocido hacía “unos dos meses en el bar donde ella trabajaba como mesera y que él frecuentaba”, al tiempo que aclaró que ambos “no tenían una relación de pareja”.

La casa del sospechoso fue allanada por la Justicia y en el lugar se habrían hallado más drogas y media docena de teléfonos celulares que serán sometidos a peritajes, ya que se sospecha que el sujeto podría dedicarse a la comercialización de estupefacientes.

Familiares de la menor indicaron que sufría ataques de epilepsia, además de consumir drogas y estar bajo tratamiento psiquiátrico.

El incidente se produjo en la mañana del sábado en el hotel “Costa Azul”, situado entre las calles Juan Carlos Cruz y General Urquiza, que fue clausurado por el Municipio de Vicente López.