Los recientes disturbios en Brasil hicieron temer por la seguridad de Lula

El senador Randolfe Rodrigues, un asistente clave del presidente electo, Luiz Inácio Lula Da Silva, reveló que existieron preocupaciones sobre la seguridad física de Lula y del futuro vicepresidente Geraldo Alckmin durante las recientes protestas, ya que los manifestantes rodearon el hotel donde se hospedaban en Brasilia.

El equipo de Lula negó los informes de que Lula sería sacado del hotel en helicóptero tras los violentos incidentes de este
lunes.

Funcionarios de seguridad pública de Brasilia dijeron que habían asegurado el área alrededor del hotel de Lula e instaron a los automovilistas a evitar el centro de la ciudad, donde se habían cerrado muchas carreteras.

La violencia en Brasilia se produjo después de que el juez de la Corte Suprema Alexandre de Moraes, quien lideró las investigaciones sobre Bolsonaro y sus aliados, ordenara el lunes el arresto temporal de José Acácio Serere Xavante por presuntamente realizar actos antidemocráticos.

Xavante, un líder indígena, se encuentra entre los partidarios de Bolsonaro que protestaron desafiando el resultado de las elecciones del 30 de octubre.

“No puedo aceptar criminales reinando en Brasil”, tuiteó Xavante el mes pasado.

La semana pasada, Bolsonaro quebró semanas de silencio postelectoral para decir que su situación le “duele el alma”.

“Quien decide a dónde voy son ustedes. Quien decide por dónde van las Fuerzas Armadas son ustedes”, expresó Bolsonaro a sus seguidores
a las puertas de la residencia presidencial el viernes.

En un comunicado, la Corte Suprema dijo que Moraes “decretó la detención temporal, por 10 días, del indígena José Acácio Serere Xavante, por indicios de la comisión de delitos de amenaza, persecución y abolición violenta del Estado Democrático de Derecho”.

Explicó que Xavante había liderado protestas en Brasilia y había usado “su posición como jefe del pueblo Xavante para reclutar a indígenas y no indígenas para cometer delitos”, amenazando a Lula y a los jueces de la Corte Suprema.

Xavante había “convocado expresamente a personas armadas para impedir la certificación de los políticos electos”, agregó el comunicado.

También podría gustarte