Los bolsos del peronista José López: para qué se usó el dinero y cuánto queda para gastar de la plata que le robaron al verdadero pueblo

José López manejaba la relación con las empresas que hacían obras en todo el país. Se enriqueció ilícitamente mientras fue secretario de Obras Públicas de Néstor y Cristina Kirchner. De hecho, fue condenado a la pena máxima que prevé el Código Penal para el funcionario público que consigue dinero ilegal a partir del cargo que ocupa.

Luego de más de cinco años y medio detenido, el viernes pasado consiguió su libertad condicional.

El 14 de junio de 2016, la imagen del funcionario arrojando bolsos con dólares en un convento de General Rodríguez generó un fuerte impacto a nivel nacional y llevó a su procesamiento hasta que en agosto de 2017 el fiscal Federico Delgado pidió la elevación del caso a juicio.

En junio de 2018 comenzó el debate oral. López fue condenado por el Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) el 12 de junio de 2019 a la pena de seis años de prisión. Aquella tarde, el juez Ricardo Basílico, presidente del TOF 1, leyó la condena que había firmado junto a sus colegas Adrián Grünberg y José Michilini. Fue allí que determinaron que el dinero que le habían decomisado a López debía repartirse en cantidades similares entre dos hospitales.

Redujeron a 48 millones de pesos la caución para que José López salga en libertad

“Decomisar los ocho millones novecientos ochenta y dos mil cuarenta y siete dólares (U$S 8.982.047), ciento cincuenta y tres mil seiscientos diez euros (153.610 €) y ciento cincuenta y nueve mil ciento catorce pesos ($ 159.114) y los relojes marca Rolex modelo Oyster Perpetual y marca Omega, modelo Speed, oportunamente incautados; montos y valores que deberán ser puestos – a través de la vía pertinente, en cada caso- a disposición del Hospital de Pediatría Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad “Prof. Dr. Juan Pedro Garrahan” y del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, en partes iguales, con el fin de que ambas instituciones hospitalarias puedan satisfacer sus necesidades prioritarias de asistencia médica, insumos para la atención de los pacientes, aparatología e investigación; ello en aras a brindar a lo incautado un fin concreto de utilidad pública…”, estipulaba uno de los puntos de la condena al funcionario.

 

En ese marco, fuentes judiciales confirmaron al medio Infobae que buena parte del dinero que se le incautó y decomisó a López ya fue transferido por el TOF 1 y utilizado por los dos hospitales públicos que se dedican a la atención de niños.

Hospital Garrahan, coronavirus

Las fuentes también explicaron que el Tribunal tiene que autorizar cada transferencia del dinero que está depositado en el Banco Central de la República Argentina. Y así se hizo en dos ocasiones.

En el año de la condena, el TOF 1 les solicitó a los hospitales que comunicaran cuáles eran las necesidades más urgentes que tenían para poderlas solventar con el dinero de los bolsos de López. Fue así que en marzo de 2020, los jueces insistieron con el ofrecimiento del dinero que les correspondía a los hospitales y estaba bajo custodia en el Central.

Inicialmente Jorge Menehen -presidente de la Fundación del Garrahan- envió un detalle de las necesidades prioritarias de ese hospital por una cifra de 1.335.000 dólares. Unos días después y ante la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus se amplió el pedido en 653.139 dólares y en 1.275.700 pesos.

La suma sería destinada a mejorar y renovar el sector de farmacia y el de alta tecnología del hospital y a atender la urgencia de la pandemia. La lista incluía desde barbijos y antiparras para proteger al personal del coronavirus hasta ventiladores y otro tipo de equipamiento.

En abril de 2020, los jueces le ordenaron al Banco Central que transfiriera de manera urgente $1.275.700 pesos y USD 1.988.139 al hospital Garrahan. Días después autoridades del hospital Gutiérrez hicieron llegar también al TOF 1 un listado de las necesidades urgentes.

Hospital Gutiérrez

María Cristina Galoppo, les envió a los jueces un mail con la lista de lo que les hacía falta: “La presente contempla la emergencia sanitaria para la mejor provisión de los elementos necesarios para la asistencia de los niños que acudan a nuestro Hospital de Niños portadores de respiratorias agudas, y en particular la pandemia del virus COVID19. Asimismo parte de los insumos solicitados serán utilizados en los hospitales del sistema de salud de la CABA siendo solidaria nuestra institución con la grave situación que atravesamos por la pandemia debida al COVID19…”, explicó la directora.

En la lista figuraban barbijos, antiparras y kits de detección de Covid y también ecógrafos, equipos de rayos, oxímetros, camillas y colchones, entre otras cosas.

El hospital Gutiérrez le solicitó al TOF 1 la suma de 3.133.456,40 dólares para afrontar sus necesidades más urgentes. El 6 de abril del año pasado el TOF 1 le ordenó al Banco Central la transferencia de 3.200.000 dólares de los bolsos de López al hospital Gutiérrez.

Según fuentes del TOF 1 a Infobae, antes de fin de mes se terminarán de transferir los fondos restantes para cada uno de los hospitales. Se estima que al Garrahan le resta recibir algo más de 900.000 dólares en tanto al Gutiérrez le falta percibir una cifra algo superior al millón de dólares. Por su parte, ambos hospitales tienen la obligación de rendir cuentas al TOF 1 para que haya “transparencia” en la asignación de fondos.

También podría gustarte