Le robaron al exjefe del ejército y cuadro del ERP César Milani en su lujosa mansión de La Horqueta

El exjefe del Ejército César Milani y su esposa fueron víctimas de un robo el martes después del mediodía en su casona de La Horqueta, en San Isidro, del que salieron ilesos. Los ladrones sustrajeron dinero en efectivo, dos pistolas marca Glock y Browning pertenecientes al Ejército argentino y joyas. En declaraciones a los medios hoy, tras conocerse el hecho, Milani deslizó que podría haber “personal de alguna fuerza de seguridad” involucrado.

Seis albañiles que trabajaban en las afueras de la propiedad fueron sorprendidos por los ladrones -al menos cuatro, según fuentes policiales-, que ingresaron a la propiedad ubicada sobre la calle O’Higgins al 3600 por un portón que se encontraba abierto y redujeron a Milani, a su esposa, a la empleada doméstica, al contratista y a los obreros durante un tiempo aproximado de entre 15 y 20 minutos. El exfuncionario contó que, sin embargo, no los apuntaron, ni les pegaron.

“Yo justo salía a la vereda para ver unos desagües con el contratista que está trabajando en la obra y nos metieron adentro”, explicó Milani -quien fue absuelto en las dos causas que lo mantuvieron detenido en Ezeiza- sobre la forma en que comenzó el robo.

“Todas las personas estaban fuertemente armadas, yo conozco un poquito de armas y sé que tenían armas importantes, calibre 9 mm, 45, marcas Browning, Block”, puntualizó Milani, quien supuso que la mayoría de los ladrones, de pelo corto y con barbijos, tenían una edad estimada de entre 30 y 40 años, con uno de ellos más joven, de 27 o 28. El contratista brindó datos para realizar identikits de, por lo menos, dos de ellos.

“No eran personal que estaba ni drogado, ni alcoholizado, ni fuera de sus cabales, estaban totalmente tranquilos, actuaban con total naturalidad, siempre con las armas afuera. No quiero asegurar una cosa de la cual no tengo absolutas pruebas, pero se notaba que era personal entrenado”, dijo el exjefe del Ejército, quien comentó que existen grabaciones de cámaras de seguridad propias y de vecinos, que registraron tanto el ingreso y el egreso de los asaltantes, como su accionar en el interior de la propiedad.

“No era un grupo cualquiera, eran profesionales. Actuaron como una especie de grupo comando. Huelo que detrás de esto hay personal de alguna fuerza de seguridad, posiblemente alguna fuerza de seguridad que esté en alguna situación anómala, que esté fuera de la fuerza o no. Llama la atención la forma en la que se desenvolvieron”, deslizó.

La casona de 1150 metros cuadrados fue eje de una causa elevada a juicio oral y público en 2017 y por decisión del juez federal Daniel Rafecas, donde se lo acusó a Milani de haberse enriquecido de manera ilícita durante su paso por la función pública. Es que el exjefe del Ejército no pudo justificar en ese entonces su nivel de gastos, ni la compra de dicha propiedad que está localizada en una exclusiva zona del norte bonaerense.

 

 

También podría gustarte