Le quitarán la multa a la jubilada sancionada con $14 mil por no usar casco cuando andaba en su bicicleta

María Teresa Ambrosini se convirtió en noticia nacional porque la policía de Mendoza le impuso una multa de 14 mil pesos por no llevar casco mientras andaba en bicicleta. Tras la repercusión mediática del caso, la policía reconoció que hubo un error y tratarán de remendarlo. Así lo confirmó a MDZ Radio el Jefe de la Policía Vial de Mendoza, Ernesto Gómez. Pero no todo será tan sencillo: la perjudicada por el error deberá realizar una serie de trámites, un descargo y esperar que el expediente siga el circuito administrativo para que le devuelvan lo que pagó de más.

Según el funcionario, el error se produjo porque cargaron la falta como si la mujer hubiera conducido sin casco y sin luces una moto, y no una bicicleta. Por eso se consideró como falta grave. “Se ha producido un error humano basado en el uso de una tecnología. La situación que se ha producido es que desde principio de año contamos con un sistema que hace las multas online. El operario, que es el policía, cuando comienza el confeccionado del acta vial. Cuando coloca sin casco el sistema lo pone como si fuera una moto y ahí se produce el error. Lo tomó como una falta grave porque lo tomó como si fuera moto. Lo mismo con las luces.”, explicó el jefe de la policía vial.

La mujer había salido a comprar pan. Apenas recorrió dos cuadras por una de las calles de Rivadavia y la policía la detuvo para un control de rigor. La nueva ley de seguridad vial exige que los ciclistas usen casco y la mujer no tenía uno. Además, revisaron la bicicleta y no tenía luces. Los policías le hicieron la multa digital. El monto parecía desmesurado: 14 mil pesos. El otro dato llamativo es la voluntad de pago de la mujer, que pidió prestado para poder pagar. Se presentó, le hicieron una quita y tuvo que abonar 8.550 pesos.

 

En el medio, nadie advirtió que había un error. Incluso cuando fue a realizar el descargo al juzgado de tránsito. Intentó hacer un descargo. Fue a la dirección de tránsito y pidió hablar con la jueza: “La señora me atendió. Me hicieron pasar y le lloré la carta, pero marche preso. Hasta me dijo dónde podía comprar el casco y las luces que me iban a salir más baratos”, explicó la mujer en una nota publicada por diario Clarín. Solo se buscó remendar el error tras la repercusión que tomó el tema. “En el día de ayer ordené que se contactara con la señora y la hemos citado para orientarla en todas las presentaciones que debe realizar para que en este caso la revisen para adecuar a lo que ocurrió”, dijo Gómez. Según él si la mujer hubiera hecho un descargo alguien hubiera advertido el error. Sin embargo sí hubo un descargo y la mujer presentó sus quejas. Pero nadie le hizo caso.

También podría gustarte