Le cortó la cara con una botella rota a su amigo porque hablaba con su ex: le tuvieron que reconstruir el rostro

Un joven de 19 años le cortó la cara con una botella rota a otro muchacho de la misma edad durante un violento episodio ocurrido dentro de un boliche de Hurlingham motivado por los celos por una ex novia.

La víctima sufrió graves heridas a raíz de los profundos cortes que recibió y tuvo que ser sometido a dos operaciones que duraron más de cinco horas para reconstruirle el rostro y evitar la perdida de un ojo.

El damnificado fue identificado como Nicolás García, quien fue llevado de urgencia al hospital San Juan de Dios, dónde le salvaron la vida.

Por su parte, el agresor, que escapó del escenario del brutal ataque, fue ubicado horas más tardes en su casa. Se trata de un sujeto llamado Santiago “Chanchi” Martínez.

Para la fiscal Lisa Bonini de la UFI 12 de Morón y de acuerdo a la reconstrucción del caso, cerca de las 3 de la mañana, en el interior del local bailable Roca Bruja, Nicolás bailaba con una mujer cerca de la barra, cuando se acercó Martínez, quien lo atacó con una botella rota.

Lo sorpresivo es que los dos protagonistas de la historia se conocían e incluso fueron vistos hablando minutos antes de la agresión, motivada porque el chico atacado hablaba con la ex novia del acusado.

 

Chats WhatsApp
“No sé cómo pedirte perdón”, los mensajes entre ambos amigos antes del ataque.

 

Aparentemente, eso provocó la furia del imputado, que habría reconocido la autoría del hecho y el móvil en conversaciones de WhatsApp, develadas a la investigación por un testigo clave.

“Perdón amigo. Nunca hice algo igual. No me conozco amigo”, escribió Martínez a ese amigo. “A mí no me tenés que pedir perdón de nada. Pero Nico tiene todo el pómulo para afuera”, fue la respuesta. Luego el atacante intentó justificar su actitud: “Me cansé wacho, todos me quieren pasar por arriba”. Por ahora, la causa está caratulada como “tentativa de homicidio agravado por violencia vicaria”.

También podría gustarte