Lázaro Báez tiene 1.412 propiedades: su ex mujer no quiere arreglar el divorcio porque solo le ofrecen 85 inmuebles

El acuerdo que firmaron Lázaro Báez y Norma Calismonte para concluir el divorcio firmado en noviembre de 2015, incluye un listado de 85 propiedades, que según la valuación realizada por la justicia en 2016 y la documentación a la que accedió Clarín tiene un valor superior a los 1.600 millones de pesos. Se acordó dividir en partes iguales ese detallado punteo de inmuebles radicados en Río Gallegos, El Calafate, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, mayoritariamente. Una cláusula firmada por ambos, acuerda cómo se van a administrar y distribuir ese imperio de inmuebles: todo será heredado por los cuatro hijos de Báez en partes iguales. En el arqueo también hay detalladas 21 empresas.

En la página veinte del acuerdo se observan las firmas de Báez y Calismonte. ¿La fecha? El 26 de marzo de este año, un mes después de la condena a doce años por lavado de dinero que el Tribunal Oral Federal 4 dictó sobre el empresario K y sus cuatro herederos: Luciana (3 años), Martín (9 años), Melina (3 años) y Leandro (5 años).

Ante el escribano Martín Duré las partes revisaron punto por punto el documento que cuenta con quince cláusulas y donde se explica qué bienes entrarán en la división, bajo qué requisitos y modalidad, como también de quién será el usufructo. La firma de los abogados acompañó el consentimiento brindado por Báez y Calismonte. El documento fue remitido al juzgado de Familia de Río Gallegos, a cargo del juez Antonio Andrade, quien será el responsable de homologarlo.

El problema es que ahora Norma Calismonte planteó que ese acuerdo le resulta desfavorable y prevalece el tironeo con el empresario K, que insiste en que se avance en la homologación.

El trámite inició en el juzgado de la capital santacruceña en 2018, pese a que el contratista y la madre de sus hijos están divorciados desde el 5 de noviembre de 2015. Para aquel entonces, el ex socio comercial de Cristina Kirchner se encontraba libre y sin problemas frente a la justicia. Años después sumó más de nueve causas, una condena por lavado de dinero, aún permanece preso aunque bajo arresto domiciliario, y toda la fortuna que supo cosechar quedó embargada.

La ex esposa del empresario K decidió reactivar el trámite que se ocupa de la división de bienes. Si bien la justicia le detectó 1.412 bienes muebles e inmuebles distribuidos en ocho provincias, por un valor de U$S 205 millones, sólo un total de 85 propiedades fueron incluidas en el acuerdo. Allí también se explicita un listado de 21 empresas de las que es accionista Lázaro Báez, pero en juego hay terrenos, casas, locales comerciales, chacras, galpones y una veintena de compañías de las más diversas.

De ese universo de 85 propiedades que son parte del acuerdo entre Báez y Calismonte, un 80% se ubican en la capital santacruceña. Dentro de las más destacadas se encuentra la Chacra 39, a la que en 2016 se le asignó un valor oficial de 47.911.000 pesos. Esto incluye la casa con dos quinchos, una biblioteca y un subsuelo donde Báez mostró una “bodega de vinos” que reemplazó a una bóveda desmantelada cuando estalló el escándalo de la Ruta del Dinero K.

El lugar cuenta con una cancha de fútbol con sistema de iluminación propia y en la casa un sector de vestidores con camisetas de diversos equipos, todas originales. En el segundo piso, un gimnasio de última generación en aparatos. Y para acompañar este espacio, un jacuzzi, un hidromasaje y una ducha escocesa, una al lado de la otra.

Afuera, en el destacado jardín con flores y pinos, hay otra dependencia que es parte de los 300 metros cubiertos que tiene la propiedad que abarca seis hectáreas según el plano. Allí, dispuesta, con la temperatura indicada durante el allanamiento, se toparon con una pileta climatizada de forma irregular y muy bien cuidada.

El invernadero que está en el terreno lindante tiene un costo superior: 52,1 millones de pesos. A la parcela vecina con una pequeña casa, se le dio un valor de 5 millones.

Galpón de Lázaro Báez con vehículos de alta gama

También se incluyó el galpón donde Lázaro Báez guardaba autos de alta gama. El lugar se valuó en 9.027.000 pesos mientras que a los vehículos se les asignó un valor de 4.173.000 pesos.

Si bien el Club Boca Río Gallegos -del cual es madrina Cristina Kirchner-, no ingresó en esta división de bienes, sí se incluyó un terreno de la sede deportiva destinada a la construcción de una cancha de fútbol. Su valor es de 15.740.000 pesos.

El listado es mucho más amplio con chacras y cabañas ubicadas en las localidades de 28 de Noviembre y Río Turbio. La mayoría de los terrenos y propiedades de mayor valor, se ubican en El Calafate. Pero también hay propiedades incluidas en la división de bienes anotadas en la capital porteña como en suelo bonaerense.

En total esas 85 propiedades, arrojan un valor de 1.609.986.400 pesos.

¿Cómo se van a dividir y manejar?

En su cláusula quinta se detalló que esos inmuebles, la totalidad registrados a nombre de Báez y que pertenecen a la sociedad conyugal, se van a distribuir: un 50% para Norma Calismonte y el restante porcentaje para el empresario K. Pero no serán los dueños.

Una vez que la división se efectúe, acordaron que de forma conjunta van a consolidar en ese momento una oferta de donación en partes iguales para sus cuatro hijos. El usufructo, en partes iguales, lo van a conservar Norma Calismonte y Lázaro Báez.

Bajo este concepto, se detalló en el acuerdo que lo conveniente es que sean administradores en forma conjunta ya sea de forma personal o a través de terceros.

El dato en esta cláusula quinta, es que todo estará sujeto a la resolución de los embargos que rigen sobre el patrimonio de Báez, ya que las mismas impiden que puedan disponer de sus 1.412 bienes.

Pese a que en el primer borrador habían decidido no incluir las participaciones societarias, en el documento final se incorporaron 21 firmas de diversos rubros: construcción, catering, turismo, estaciones de servicio, inmobiliario, gomería, petrolera. También se consignó a Valle Mitre SRL, la firma que utilizó Báez para administrar los hoteles de Cristina Kirchner.

De esta parte quedó exceptuada Austral Construcciones, que cuenta con 90 propiedades registradas a su nombre, ya que se encuentra en proceso de quiebra. La salvedad es que si Lázaro Báez, con la ayuda de la AFIP logra rescatar la firma de la liquidación final, sólo allí podría obtener algo de la compañía Norma Calismonte.

La disputa entre Báez y Calismonte

Todo parecía acordado, pero tres meses después la ex esposa de Lázaro Báez dio un giro radical en su postura. Presentó un escrito ante la justicia de Río Gallegos planteando -por consejo de su nuevo abogado Sebastián Nanini-, que el acuerdo resultaba desfavorable para ella. Específicamente, su escrito habla de “lesión y gravamen irreparable”.

El posicionamiento, como el cambio de asesores letrados, sorprendió al empresario K. En simultáneo, Calismonte denunció en la justicia correccional de la Ciudad de Buenos Aires, a Elisabet Gasaro -abogada del empresario K-, acusándola de administrar fraudulentamente “bienes que conforman el patrimonio que me corresponde como ex cónyuge de Lázaro Báez”, indica el escrito.

También podría gustarte