Las tarifas de colectivos y trenes subirán a partir de marzo: cómo se actualizarán

Desde el miércoles, el Gobierno actualizará las tarifas del transporte en función de la inflación. Así, luego de los incrementos aplicados en enero para el boleto de los colectivos en AMBA, desde marzo hasta diciembre se sumarán los ajustes mensuales atados a la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que en enero pasado arrojó una suba del 6% y complicó la pauta prevista por el Ministerio de Economía.

La medida representa un cambio importante en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, ya que hasta ahora el congelamiento del boleto de colectivo y tren tenía como objetivo mantener los precios regulados por debajo del promedio.

En noviembre, el Gobierno ya avanzó con la cuota de las prepagas al autorizar aumentos bimestrales que oscilan entre 5,04% y 7,66%, mediante un índice de costos ajustado por el IPC con un tope del 90% de los salarios registrados (RIPTE).

Luego, en diciembre, el ministerio de Transporte dispuso un aumento del boleto mínimo de colectivo en el AMBA del 40%, que pasó en enero a $ 35, y el del tren a entre $ 17 y $ 22. A esto se le sumaría la fórmula de actualización por IPC a partir de marzo. En línea con esto, fuentes de la cartera de Transporte confirmaron que el aumento será del 6%, teniendo en cuenta el último índice de inflación disponible, ya que la cifra de febrero se conocerá recién en marzo.

“Desde el primero de marzo y todos los primeros de cada mes, se va a actualizar la tarifa del transporte solamente por la inflación del mes previo con información disponible. Queda implementado por un año desde la vigencia de la resolución que salió en diciembre pasado y después veremos quién es gobierno”, señalaron fuentes de Transporte, en donde continúan las negociaciones por el traspaso de las líneas de colectivo a la Ciudad.

La fórmula se aplicará sobre las tarifas vigentes de cada línea y los kilómetros en el caso de los colectivos. Para el transporte ferroviario dependerá del ramal y la distancia, cuyos costos fueron informados en las últimas horas a la cartera encabezada por Diego Giuliano.

Así, teniendo en cuenta el índice IPC de enero, el nuevo cuadro tarifario a partir del mes de marzo, iniciará con un valor total de $37,10 si el recorrido es hasta 3 kilómetros; $41,34 para una distancia entre 3 y 6 kilómetros; $44,52 entre 6 y 12 kilómetros; $47,70 entre 12 y 27 kilómetros; y $50,88 si el recorrido supera los 27 kilómetros.

En el caso de los trenes, el pasaje mínimo será de $18,02 para las líneas Roca, Belgrano Sur, Belgrano Norte y Urquiza; y $23,32 para las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín. Además, esta resolución también aplica a los servicios ferroviarios de larga distancia y regionales.

Por otra parte, el Gobierno nacional mantendrá vigente el sistema de Red Sube en el AMBA, que abarca 5 combinaciones de transporte público, ya sea trenes, colectivos, Metrobus y subte, en 2 horas. Este beneficio aplica un descuento del 50% de la tarifa al momento del segundo viaje y un 75% menos del valor de la tarifa a partir del tercer viaje realizado.

Asimismo, seguirá aplicándose la tarifa social, es decir, el descuento del 55% en la tarifa que rige para 12 categorías de beneficiarios de la SUBE, como las amas de casa y los jubilados.

Los detalles fueron difundidos de manera oficial en medio del conflicto desatado por el paro que afectó hoy a más de 50 líneas de colectivos del AMBA por un reclamo de los trabajadores del Grupo DOTA para exigir el pago de una deuda salarial. El Gobierno anunció la semana pasada que le otorgará un total de $ 28.000 millones en subsidios a las empresas de transporte público urbano y suburbano del interior del país.

La suba en el transporte es uno de los seis aumentos previstos en marzo, junto con la tarifa de gas, prepagas, alquileres, empleadas de casas particulares y combustibles. Para febrero y marzo, los analistas esperan una inflación mensual en torno al 6% y una suba interanual del 100%, después de alcanzar el récord del 98,8% en enero. El Gobierno empezó el año pasado a acelerar el ajuste de los servicios regulados por la fuerte suba en subsidios y las exigencias del FMI.

También podría gustarte