La violencia se hizo presente nuevamente en el Obelisco

Los festejos que protagonizaban esta noche miles de hinchas de River en el Obelisco terminaron manchados, una vez más, por la violencia. Cerca de la medianoche, la situación se salió de control y la policía arremetió contra la multitud arrojando balas de goma.

La intención de las numerosas fuerzas de seguridad fue despejar la zona lindante al tradicional monumento porteño, algo que logró no sin recibir como contrapartida una lluvia de piedras. A su vez, los proyectiles de goma produjeron algunos heridos entre los simpatizantes.

La gente de River se había juntado pacíficamente en 9 de Julio y Corrientes a partir de la finalización del partido ante Boca en Madrid, que consagró al Millonario campeón de la Copa Libertadores 2018. Lamentablemente, la fiesta volvió a empañarse por la barbarie.

También podría gustarte