La vida en España de Emiliano, finalista de Gran Hermano 2011: se casó con un abogado y es figura de cine para adultos

Sus rulos al viento y la tonada cordobesa lo identificaron de inmediato. Su manera de ser lo destacaría poco después. Emiliano Boscatto fue uno de los participantes que mayor repercusión generó en Gran Hermano 2011. Si bien esa edición fue ganada por Cristian U, Boscatto quedó segundo. Y comenzó entonces un camino en el mundo artístico.

Hice temporada de teatro en Mar del Plata y Carlos Paz, incursionó en televisión como notero de Zapping, aquel programa que condujeron Guillermo López y Julieta Prandi. Sin embargo, en el 2014 se fue a España. Y en ese destino empezaría a delinear una nueva vida. En todo sentido. Allá encontraría se casaría. Y además, se convertiría en actor de cine porno. Al fin, encontraría el amor y la estabilidad laboral, lo que no había podido conseguir aquí, en Argentina.

—¿Qué te llevó a entrar a la casa?

—Lo de Gran Hermano ahora lo vivo como un gran sueño: muchas veces pienso que no fue real. Antes de ingresar, estar en televisión era algo que veía muy lejano, y de repente, estaba dentro de la casa más famosa del mundo. Fue una locura todo eso, algo muy lindo, con el ingrediente especial de que fue uno de los más vistos de la historia: ese Gran Hermano tuvo mucha repercusión. Fue todo muy fuerte. Yo nunca había hecho un casting en mi vida, y hasta ahora, que me pongo a pensar, no sé cómo decidí ir ese día a hacerlo.

Emiliano Boscatto con Jorge Rial, conductor de Gran Hermano 2011

Emiliano Boscatto con Jorge Rial, conductor de Gran Hermano 2011

—¿Volverías a entrar, repetir la experiencia?

—Volvería a entrar en un reality, sin dudas. Si fuera un GH entraría. Es un formato que me gusta mucho. Estaría bueno que se haga uno de exparticipantes. Y que me llamen, por supuesto.

—¿Conseguiste lo que fuiste a buscar?

—Mirá, la verdad es que fui a Gran Hermano buscando fama. No te lo voy a negar ni voy a decir otra cosa para quedar bien. Es una cosa que se castiga mucho cuando se entra al programa. Lo que pasa es que todos quieren que digas que vas a jugar y a ganar. Pero yo lo que quería era ser famoso, ser conocido, y eso lo conseguí. No padecí en ningún momento el haber pasado por el programa, sino todo lo contrario.

—Vos te llevaste a la mascota de la casa. Y murió hace unos días.

—Lo de Kymba fue muy loco. Yo creo que era el menos mascotero o perrero de la casa, y eso ayudó mucho a conquistar su corazón. Me acuerdo que apenas entró todos se le tiraron encima. Y yo me quedé alejado, no me sumé a eso, y cuando todo se tranquilizó, me acerqué y fue como un flechazo. La producción me propuso adoptarla y yo, por supuesto, acepté. Me generó mucha felicidad. Estuvo muy cuidada y amada en mi casa. Ella murió este año por un cáncer de mama. Estuvo 13 años con nosotros. Fue muy triste su partida.

Emiliano Boscatto y su primer encuentro con Kymba

Emiliano Boscatto y su primer encuentro con Kymba

Boscatto adoptaría a la perra, quien murió hace unos meses, a los 16 años

Boscatto adoptaría a la perra, quien murió hace unos meses, a los 16 años

—En un momento te fuiste a España. ¿Fue con trabajo fijo o a probar suerte?

—Mi primer viaje fue de vacaciones a Barcelona y Madrid, con intenciones de hacer cine erótico. Pero justo al llegar allá tuvo mucha repercusión el tema de mi cambio físico: salió en todos los portales y programas. Así que decidí darle una nueva oportunidad a la tele, pero al llegar pasa algo muy fuerte, lo de (el fiscal Alberto) Nisman, y se me cayeron todos los programas y entrevistas. Estaban todos los medios abocados a eso y en ese momento la televisión cambió. Por eso me volví a España.

—Hoy te está yendo muy bien, ¿pero cómo fueron los primeros momentos?

—Empecé en el cine triple XXX con la gran ventaja de haber salido de un reality. Eso me ayudó a no tener que comenzar de cero. Ya desde un primer momento me trataban como a una estrella del porno (risas). Así que comencé con el pie derecho. Y sí, me va bien, no me puedo quejar.

—¿Es España sos conocido? ¿Si salís a la calle, la gente te saluda?

—Soy solamente conocido en el ambiente gay. Si salgo por barrios como Chueca o discotecas gay, es muy probable que me reconozcan, pero en el resto de la sociedad, no. Apenas pueda me meto en algún reality de España y doy el bombazo. Ahora estoy muy metido con mi trabajo, que es gestión de pisos turísticos. Voy al gym, viajo mucho. Me encanta conocer nuevos lugares y estoy haciendo eso.

Emiliano Boscatto y su marido

Emiliano Boscatto y su marido

—Allá te casaste. ¿Cómo se conocieron con tu esposo?

—A Javier lo conocí justo al mismo tiempo de empezar con el cine para adultos. Me acuerdo que de movida le conté a qué me estaba empezando a dedicar y no le importó. Todo lo contrario, me apoyó en el camino que elegí. Nunca me ató en nada pese a que no tiene nada que ver con ese mundo. Mi marido tiene un perfil muy distinto al mío, él es abogado pero siempre me apoyo en todo. Nos casamos el 1 de febrero de 2017.

—¿Te gustaría ser padre o es algo que no está en los planes?

—Sí, por supuesto. Me encantaría. Veo a Marley y a Flavio Mendoza y me dan muchas ganas. Pero debería estar mejor económicamente ya que es muy caro todo el proceso. Soy muy consciente de lo que representar ser padre y es un sueño que espero cumplir en algún momento de mi vida.

Emiliano Boscatto y una foto clásica de Madrid: junto a la estatua del Oso y el Madroño, la escultura de Antonio Navarro Santafé

Emiliano Boscatto y una foto clásica de Madrid: junto a la estatua del Oso y el Madroño, la escultura de Antonio Navarro Santafé

—¿Seguís en contacto con los participantes que entraron a la casa con vos?

—En la pandemia hicimos un grupo con todos los chicos de Gran Hermano 2011. Y sí, estamos en contacto permanente. A varios los he visto en Madrid cuando han viajado y a otros, en Argentina. En ese grupo no quisieron estar ni Cris U ni Solange (Abraham). Creo que salieron de ahí, pero no se identifican mucho con el resto…

También podría gustarte