La nafta aumentará al menos 18% en los próximos tres meses: las claves de una suba que presiona a la inflación

Este martes, la petrolera estatal YPF anunció que subirá sus precios. De mínima, el incremento de la semana que viene será de 5%. Sin embargo, se añadirá el efecto de los impuestos que se cobran sobre los combustibles y forman parte del precio final. A continuación, las claves para entender las razones de un movimiento que va en contra de la estrategia del Gobierno de contener la inflación.

¿Cuánto subirá los precios YPF?

La compañía anuncio tres aumentos mensuales iguales de 5% a realizar entre marzo y mayo para totalizar un alza de 15% en ese período. Al mismo tiempo, aseguró que la suba del quinto mes del año será la última de 2021 siempre que las condiciones internacionales se mantengan. Fundamentalmente, este punto hace referencia al precio internacional del barril de petróleo.

¿Qué pasa con los impuestos?

Una parte de los precios finales de los combustibles se explica por impuestos al combustible líquido y al dióxido de carbono. Ese tributo se actualiza en forma trimestral a partir de la inflación de trimestre previo. El ajuste del 1° de marzo de este año -que se realiza a partir de la inflación acumulada entre octubre y diciembre de 2020- se postergó hasta el 12 de este mes y ya está vigente.

Según información publicada por AFIP, por cada litro de nafta vendido $1,274 van al pago de impuestos (antes eran $1,144). En el caso del gasoil, esa suma se elevó de $1,314 a $1,463. El aumento del impuesto ya se realizó este viernes aunque las petroleras todavía no lo trasladaron al precio final. Se estima que tendrá un impacto de 3% en los valores al público y podría ponerse en marcha este mismo martes, de modo de unificar el movimiento alcista.

¿Cuál será el aumento final?

Si efectivamente YPF opta por hacer la doble suba e incluir la actualización impositiva, la semana que viene el incremento oscilará entre 7% y 8%. Para los próximos dos meses, la petrolera estatal ya anunció un alza de otro 10% en sus precios hasta mayo. Por lo que el avance en los valores será de al menos 18%. Sin embargo, en junio, septiembre y diciembre deberían darse nuevos incrementos en el impuesto al combustible líquido y al dióxido de carbono. Así, a menos que el Gobierno opte por resignar recursos tributarios y suspender esos ajustes, los precios seguirán escalando.

YPF anunció el aumento, ¿qué pasará con las otras petroleras?

Desde hace algunos años, en un contexto de inflación persistente, las petroleras esperan a que YPF inicie los aumentos y luego se acoplan. “No tenemos espacio para subir más que YPF porque no nos compra nadie pero tampoco nos vamos a quedar detrás de ellos. Seguramente aumentemos en los próximos días y, además, hay que ver cuánto del impuesto se traslada a los precios”, comentaron fuentes del sector.

¿Cuál es la explicación de YPF?

Según la compañía, necesita generar ingresos extras para financiar un plan de inversión por US$2700 millones con el que busca incrementar la producción de gas y petróleo no convencional. Además de la suba de precios, YPF aseguró que mantendrá la disciplina en sus gastos para hacer más eficiente sus cuentas.

¿Cuánto subieron los combustibles?

Desde agosto del año pasado, cuando se liberó el congelamiento, el aumento ronda el 40%. En diálogo con TN, el secretario de la Cámara de Empresarios del Combustible, Raúl Castellano, reconoció que en 2021 ya subieron 13% le ganaron a la inflación, que acumuló 7,8% en el primer bimestre. En cambio, recalcó: “El año pasado, en 2020, los combustibles subieron bastante menos que la inflación de 36,1% y los combustibles subieron 25%”.

¿Qué impacto tiene el precio de los combustibles en la inflación?

Repercute en toda la economía porque incrementa los costos de logística. En los primeros dos meses del año, la nafta y el gasoil se encarecieron cuatro veces, por efecto impositivo y por el alza de los biocombustibles. Según los datos del Indec, en febrero, el rubro transporte mostró un alza de 4,8% en sus precios y los combustibles en particular avanzaron 4,7%. Se trató del segundo rubro que más subió el mes pasado.

“Quizá se cometió un error al comienzo de este año, al hacer varios incrementos sucesivos y pequeños. Creo que esto generó un clima de malestar y preocupación en la gente que podría haberse revertido”, consideró Castellano.

Con el ajuste de impuestos y precios por parte de las petroleras, se ampliará el efecto sobre la inflación, que continúa alta y complica la meta del Gobierno. De hecho, las consultoras privadas ya estiman que el índice de precios al consumidor (IPC) volverá al 4% en marzo y la suba de los combustibles será uno de los factores que la impulsarán.

También podría gustarte