La muerte de Natacha Jaitt: a seis meses del hecho, su hermano dice que “la causa está frenada”

Natacha Jaitt falleció hace seis meses, en la madrugada del 23 de febrero en el salón de fiestas “Xanadú” de villa La Ñata, al que había concurrido por una reunión de negocios para programar un evento y, según su hermano, no se registran avances en la investigación.

“La causa está frenada, está congelada. No hay ningún detenido, nunca se llamó a nadie a indagatoria”, le dice a POPULAR Ulises Jaitt sobre el curso de la cusa.

El periodista también apunta a la investigación y los hechos colaterales a la muerte de Natacha.

“No hay ningún detenido por fuera, por los delitos de hurto, de facilitación a la prostitución y por proxenetismo, a la facilitación al consumo de drogas y al suministro de drogas”, explica.

Ulises también da su versión por el no avance de causa y del accionar judicial: “Habría que preguntarle a la Justicia de la Provincia de Buenos Aires lo que está pasando. No se llama a nadie a declarar, más claro, echale agua”.

“Ellos manejan fiscales, está todo en Stand By. Ellos están más pendiente de abrir la tablet de Natacha de saber porque murió, la Justicia está más interesada en la información que tenía en la tablet, que en la causa de la muerte”, acota.

Las pericias toxicológicas habían confirmado que Natacha Jaitt consumió cocaína y alcohol antes de morir el 23 de febrero en el salón de fiestas Xanadú, de Benavídez.

Los peritajes se realizaron sobre la sangre, la orina y lo que se denomina el “pull de vísceras”, es decir, las muestras de los órganos obtenidas en la autopsia de la modelo.

Las pericias histopatológicas -análisis de tejidos- revelaron que la modelo presentaba patologías crónicas tanto a nivel cardíaco como pulmonar, lo que sumado al consumo pudo haber influido en su deceso.

De todos modos, Ulises Jaitt maneja otra versión y está preparando una presentación judicial a respecto.

“Con una médica forense voy a hacer una presentación para demostrar que la cocaína fue consumida por vía oral, que se la pusieron en la bebida. Las pericias se hicieron mal, la presentación la estoy armando y la voy a presentar entre septiembre y octubre. En este país no van presos los que tienen plata, van presos los pobres”, cierra.

Los involucrados en la causa

El dueño de Xanadú, Gonzalo Rigoni (45), y su vecino Gustavo Andrés Bartolín (44), alias “Voltio”, tenían consumo de cocaína y alcohol; mientras que Gaspar Esteban Fonolla (45), también amigo del primero, dio positivo en las tres sustancias: cocaína, marihuana y alcohol.

En el caso de Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte (47), el empresario paraguayo amigo de Jaitt que estuvo preso por falso testimonio, sólo tuvo consumo de alcohol, mientras que respecto de Luana Micaela Monsalvo (19) no se conoce resultado porque no se habían obtenido muestras de orina ni sangre.

Todos esos estudios fueron realizados tanto en los laboratorios de Policía Científica de La Plata como en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses del Conurbano Norte del Ministerio Público Fiscal, ubicado en la localidad bonaerense de Munro.