La Justicia decretó la quiebra de OCA

La Justicia determinó hoy la “quiebra con continuidad” de OCA, el correo privado más grande del país, que mantenía una deuda de más de 7000 mil millones de pesos, en su mayor parte con AFIP, y de esta manera Patricio Farcuh dejó de ser el dueño.

Este tarde, un fallo del juez Pablo Tejada resolvió que la quiebra sea con “continuidad de la actividad comercial” del correo, lo que marcará que se mantendrán las fuentes de trabajo y pagarán los salarios durante un tiempo determinado, mientras quedó habilitada la posibilidad de que aparezca algún interesado que quiera hacerse cargo de la empresa y sus deudas.

Según precisiones de la justicia, OCA posee una deuda de 4.494 millones de pesos, además de un pasivo posconcursal que supera los $2.300 millones y otras deudas bancarias por $1.300 millones. En su mayor parte, hacia la AFIP, en una suma que se agravó considerablemente sobre este último año .

La empresa, que cuenta con más de 11 mil empleados, propuso distintas alternativas de salvataje en el último tiempo, tanto a partir de la formación de una cooperativa por parte de los empleados, como planes de pago del propio presidente, pero ambas fueron desestimados el mes pasado por Tejada ya que fueron consideradas como inviables.

Además, con esta medida, Farcuh fue desplazado de la conducción de la entidad y también se le prohibió salir del país. A partir de este momento, la compañía entrará en subasta, a la espera de una oferta donde se garantice que se aseguren los puestos de trabajo y la propia continuidad permanente de la las actividades.

Luego de conocerse la decisión, la dirección de Recursos Humanos de OCA envió un comunicado donde le manifestó a sus empleados la determinación final. Sin embargo, se aclaró que “la decisión del juez implica la plena continuidad en las prestaciones de servicios y de todos los procesos relacionados con la actividad diaria de OCA”.

Conocida esta situación, Camioneros no hizo ninguna manifestación pública al respecto. Cabe destacar que la mayoría de los empleados son afiliados directos al gremio, que pagó parte de los sueldos durante varios meses de 2016.

En los últimos días, mientras se agravaba la situación, los propios trabajadores le enviaron una carta abierta al presidente Mauricio Macri, donde expresaron: “Somos rehenes de maniobras inescrupulosas de empresarios, CEOS y Sindicalistas Corruptos que nos llevaron a esta situación”, aludiendo que la posibilidad de quiebra “dejaría a más del 70% de los trabajadores excluidos de un mercado laboral que nos marginaría por nuestra edad”.

También podría gustarte