La garrafa social triplicó su valor en casi cuatro años

La garrafa social de 10 kilos cuesta hoy 326 pesos, es decir que vale más del triple de lo que costaba a finales de 2015, de acuerdo a un relevamiento llevado adelante por la ONG Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), desde donde alertaron que el precio al consumidor es aún más alto y que el subsidio de la misma cubre un 23% menos del precio final.

“El costo de la garrafa ha tenido en el período de tres años y medio de gestión del gobierno de Mauricio Macri sucesivos aumentos que alcanzan el 236,4%”, alertó Pedro Bussetti, titular de DEUCO, quien puntualizó: “A finales de 2015, el costo regulado final de la garrafa de 10 kilos era de 97 pesos (87,78 + IVA) y a partir de la Resolución Nº 104/2019 de la secretaría de Energía de la Nación, vigente a partir del 1 de julio pasado, el precio es de $326,38 (295,37 + IVA)”.

Como si esto fuera poco, Bussetti advirtió que “se debe señalar que el precio fijado sólo se consigue en fraccionadoras o distribuidoras de gas licuado de petróleo, no así en el comercio de barrio que expende el producto”.

“En las últimas semanas, antes del aumento, la garrafa de 10 kilos tenía un precio que oscilaba entre los 320 y 390 pesos en locales del Gran Buenos Aires. En el interior del país, su precio es mayor y en algunas provincias hay restricciones para la compra del producto”, precisó con respecto a los valores y las dificultades de obtener este elemento, indispensable para los hogares que no tienen conexión de gas.

Sobre esta situación, el especialista de DEUCO repasó: “En nuestro país hay 4.800.000 familias que carecen de gas natural y deben recurrir a la compra de garrafas de gas licuado de petróleo. De ese total, según ANSES, 2.300.000 familias acceden al beneficio que otorga el Plan Hogar, que consiste en la entrega mensual de un subsidio económico por cada garrafa”.

Al hablar de este beneficio, Bussetti comparó cuánto influía antes en el valor final y cuánto significa ahora. “En 2015, el valor oficial de la garrafa fue fijado en 87,78 + IVA, o sea 97 pesos final y el valor del subsidio por garrafa era de 77 pesos, con lo cual se subsidiaba el 79,4% de su valor”, explicó.

Y concluyó: “A partir del 1 de julio de 2019, se dispuso que el valor de la garrafa de 10 kilos tenga un valor de $295,37 + IVA, con lo que el precio de final es de 326,38. El subsidio se incrementó a 183 pesos, por lo que el porcentaje de cobertura sobre el precio final es de 56,4%, cuando hace 3 años cubría casi el 80% del valor de la garrafa”.

Conexiones

Por otra parte, Bussetti analizó que “la gestión del actual gobierno en materia del servicio público de gas natural, con la aplicación permanente de ajustes tarifarios que en promedio alcanzan el 2000% en tres años, ha derivado que en miles de hogares se hayan visto a resignar su conexión al servicio de gas natural por incapacidad de pago y deban recurrir a la compra de garrafas de gas licuado de petróleo”.

Y puso como ejemplo el caso de la distribuidora Naturgy (ex Gas Ban), que tiene jurisdicción en 30 distritos bonaerenses y aglutina al 20% de los usuarios de la Argentina: “En enero de 2019 contaba con 1.612.689 usuarios de casas de familia y en marzo ya contaba con 1.584.402. Es decir que se desconectaron del servicio 28.827, afectados por los permanentes tarifazos”.

El especialista comparó también los datos de empresas. “En el rubro comercial, se pasó en ese lapso de 39.694 usuarios a 34.465, o sea que se perdieron 5.229 conexiones. Y en el ámbito industrial, la merma fue de 1.356, ya que pasaron de 8.360 industrias a 7.004”.