La estremecedora confesión de la mujer que asesinó a “cinturonazos” a su hijito: “Lo maté, le pegué”

El estremecedor crimen tomó lugar en la comuna chilena de Punitaqui, región de Coquimbo. La mujer cuidaba en su casa de sus dos hijos cuando, sin motivo aparente, comenzó a agredir al mayor. Los dos niños fueron adoptados por ella y su pareja en 2017, el esposo se encontraba fuera de la casa debido a su oficio de minero.

La mujer, de 33 años de edad, utilizó un cinturón y una cuchara de madera en su ataque de ira, que le causaron a la critura muerte por edema pulmonar traumático por politraumatismo. Aparentemente, tras darse cuenta de la gravedad de los golpes la madre decidió primero llamar a una ambulancia, pero luego decidió llevar ella misma al niño al hospital.

Testigos que vieron llegar a la madre con el niño escucharon a la madre confesar su crimen: “Lo maté, lo maté, le pegué, se cayó de la cama, lo maté.”

El personal de salud en la sala de urgencia realizó maniobras de reanimación sobre el pequeño por 30 minutos, pero más tarde una de las doctoras señaló que ya era demasiado tarde. El niño parecia haber fallecido de sus heridas una o dos horas antes.

La mujer se encuentra en prisión preventiva según solicitó el Ministerio Público y la Defensoría de la Niñez chileno, y todavía espera su sentencia.

También podría gustarte