La encontraron con 20 puñaladas y un cuchillo clavado en el corazón: declararon su muerte como un “suicidio”

En el año 2011, una maestra de 27 años llamada Ellen Greenberg fue hallada asesinada en su departamento ubicado en el estado de Filadelfia.

Pero, aunque todo parecía indicar que el deceso de lo joven no fue por causas naturales, el fiscal a cargo de la causa caratuló el hecho como un suicidio.

La joven docente había vuelto al departamento que compartía con su prometido tras una larga jornada laboral en uno de los colegios que enseñaba.

Como realizaba rutinariamente su futuro esposo, Samuel Goldberg, se dirigió a entrenar al gimnasio del condominio sin imaginarse que se encontraría unas horas más tarde con la mujer bañada en sangre, 20 puñaladas en diferentes partes de su cuerpo y un cuchillo en el corazón.

Al inicio del caso, la muerte de Ellen Greenberg fue consideraba como homicidio, pero abruptamente la cambiaron a suicidio.

Esto no soló generó desconfianza en su familia sino también en quienes la conocían desde hace años, ya que no había manera en que la joven de 27 años lograra acuchillarse detrás de la cabeza.

De acuerdo con los agentes policiales, el único ADN encontrado en el cuchillo y en su ropa era perteneciente a Greenberg, y no había ninguna señal de violencia.

Por lo que, rápidamente, procedieron a cerrar el caso explicando que la mujer se acuchilló violentamente debido a sus problemas mentales y se autoprovocó su propia muerte.

Sin embargo, la familia de la víctima no se rindió e intentó luchar durante más de una década para que el caso vuelva a ser catalogado como homicidio, debido a que las inconsistencias del caso eran demasiadas.

Según las declaraciones del representante legal de la familia, Joseph Podraza, la evidencia muestra que al menos dos de las 20 puñaladas fueron infligidas después de que el corazón de la mujer dejara de latir.

Asimismo, Podraza señaló que había un dato clave que cambia completamente el panorama inicial de la investigación y los agentes lo pasaron por alto: el cuerpo de la víctima se encontraba repleto de moretones.

“Los padres tienen la esperanza de que se haga justicia para Ellen”, acotó el abogado de la familia a un medio estadounidense conocida.

También podría gustarte