La descortesía de Alberto caldeó los ánimos entre los policías que le respondieron: “La sangre derramada de nuestros compañeros no merece esa declaración del Presidente”

El presidente Alberto Fernández le sumó tensión este mediodía al conflicto con la Policía Bonaerense al declarar: “Esto no se resuelve escondidos en patrulleros tocando bocina”. Sus dichos generaron una respuestas de los oficiales que se encuentran concentrados en la ciudad de La Plata.

“Nosotros nunca nos escondemos. Fue una declaración inoportuna que no suma, resta. La sangre derramada de nuestros compañeros no merece una declaración así del Presidente”, aseguró uno de los líderes de la protesta.

Y agregó: “Todo lo que ocurra a partir de ahora en la provincia de Buenos Aires es responsabilidad de las autoridades políticas”.

Este miércoles se cumple el tercer día de conflicto entre el gobierno bonaerense y diversos sectores de la Policía que reclaman aumentos de salarios y mejores condiciones laborales.

Axel Kicillof adelantó que otorgarán una suba de haberes, pero no adelantó el porcentaje. Los referentes de las movilizaciones esperaban ser recibidos a media mañana. Sin embargo, esa reunión aún está lejos de concretarse porque la Gobernación se rehúsa a establecer una mesa de negociaciones. “No es posible esa alternativa porque es ilegal”, argumentaron fuentes oficiales.

“Acá no hay una oferta que se tiene que validar porque no hay un sindicato ni una paritaria; acá hay una determinación del gobierno bonaerense de otorgar un aumento, que será comunicada por decreto”, explicó el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, en declaraciones radiales.

Por ley, la Policía tiene prohibido sindicalizarse y en virtud de ello no puede participar de paritarias. En ese contexto, el diálogo parece estancado y este miércoles comenzaron a expandirse las protestas al interior de la provincia de Buenos Aires.

También podría gustarte