La Corte confirmó una condena por la muerte de un preso incinerado en su celda en Corrientes

La Corte Suprema confirmó la condena a seis años de prisión para un policía correntino acusado de haber falsificado documentos para encubrir la muerte por apremios ilegales a un detenido, por la que otros uniformados recibieron cadena perpetua.

El máximo tribunal, por unanimidad, rechazó el último recurso de Alejandro Andrés Correa contra la sentencia por su intervención en la muerte de Raúl Cardozo, un embarcado de la marina mercante de 31 años, a fines de abril de 2012.

Cardozo concurrió a un festival de doma y chamamé y en supuesto estado de ebriedad protagonizó algunos disturbios por los que fue violentamente detenido y alojado en un calabozo.

El colchón en el que dormía se prendió fuego y como consecuencia de las quemaduras, el detenido murió el 1 de mayo de ese año.

Un tribunal oral penal correntino condenó en 2017 a los policías Carolina Libramento, Francisco Arrúa y Aníbal Romero a prisión perpetua por “apremios ilegales en concurso real con homicidio calificado por haber sido cometido para procurar la impunidad para sí y por la condición de integrantes de las fuerzas de seguridad abusando de su condición o cargo”.

Por su parte Correa y el comisario Anselmo Pruyas recibieron la pena de seis años por “falsificación de documentos públicos y falsedad ideológica”.

En su último acuerdo, la Corte –por unanimidad- desestimó por razones de procedimiento el recurso de “queja” de uno de los condenados a la pena menos grave.

“La parte recurrente no ha dado cumplimiento a la acordada 4/2007, por lo que corresponde declarar inadmisible esta presentación directa”, sostuvo la Corte.

Esa Acordada es la que establece los requisitos para la admisibilidad de un recurso directo.

También podría gustarte