La chica que denunció al hijo de Los Nocheros reveló que el músico le dijo que no se metiera con su familia

El comienzo del juicio contra Marcos Lautaro Teruel -hijo de Mario Teruel, integrante del grupo Los Nocheros-, que está imputado en dos causas por abuso sexual, comenzó con fuertes revelaciones por parte de una de las víctimas. Entre otras cosas, la joven contó que el padre del acusado le dijo que no se metiera con su familia y que “todos los chicos cometían ese tipo de pendejadas”, en referencia a los abusos.

Así lo reveló el Ministerio Público Fiscal salteño en su cuenta oficial de Twitter, en la que relata todo lo que sucede en el juicio que arrancó hace apenas 24 horas en el salón de Grandes Juicios del Poder Judicial de Salta. La advertencia del músico habría ocurrido en un encuentro que tuvo con la víctima antes de que oficializara la denuncia.

En su declaración, la víctima remarcó también que Mario Teruel le habría mencionado sus contactos con el poder político provincial.

La declaración del encuentro que dio la joven condice con lo publicado en la denuncia que hizo la madre de la víctima y que derivó en el juicio. Allí, la mujer dijo que la menor “quería mucho a la madre de Lautaro y quiso reunirse con ella y con el padre del acusado para pedirles perdón porque estaba decidida a denunciarlo, para que otras chicas no pasaran por lo mismo”.

Y sostuvo que “a ese encuentro solo fue el padre del joven, quien les advirtió que no lo expusieran porque las perjudicadas serían ellas”.

La mamá, que también oficia de testigo, refirió que, “como los Teruel eran personas con muchos contactos y los abusos habían ocurrido mucho tiempo atrás, decidieron grabarlo para tener pruebas a la hora de denunciarlo”.

La madre también explicó que a partir de la denuncia pública subida a Facebook, Lautaro se comunicó con ella y con la abuela de la damnificada, les confesó que él había abusado de la niña y les pidió que no lo denunciaran.

Teruel llegó al juicio imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal continuado, agravado por el daño en la salud de la víctima, en concurso ideal con corrupción de menores doblemente agravada por tratarse de menor de 13 años y por mediar engaño, por una de las dos causas.

En tanto, en la causa acumulada está acusado, junto a Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas.

En el primer caso, la denuncia fue radicada por la madre de la menor, el 13 de marzo de 2019, mientras que la segunda causa se inició por una denuncia radicada el 24 de mayo de 2019, en la que la víctima dijo que el hecho tuvo lugar en enero o febrero de 2014, cuando ella tenía 19 años.

El lunes, en la primera jornada de audiencias del juicio, luego de la requisitoria fiscal de elevación a juicio y de que los jueces de la Sala III del Tribunal de Juicio, Carolina Sanguedolce, María Gabriela González y Pablo Farah, resolvieran una serie de planteos presentados por las defensas de los tres imputados, se le consultó a Teruel si quería declarar, pero se abstuvo.

Quien sí declaró fue la primera testigo y denunciante, la mamá de la víctima, quien sostuvo que su hija sufrió bruscos cambios en su modo de ser desde los abusos y que se autolesionaba. Afirmó también que mejoró con el tiempo, pero que días antes del inicio del juicio, volvió a autolesionarse.

Además, la testigo relató los abusos que sufrió su hija por parte del acusado, subrayando lo antes mencionado sobre la reunión que pactaron con el padre del acusado “para poder grabarlo en audio”. Luego se reprodujeron audios aportados como prueba.

Por su parte, luego declararon una cabo de la Policía de la Provincia que trabaja en el Centro de Videovigilancia y un sargento de la misma fuerza que inspeccionó y extrajo archivos de audio e imagen de distintos dispositivos, además de realizar análisis de redes sociales. Todo eso fue ofrecido como prueba por la Fiscalía en ambas causas acumuladas.

Más tarde llegó el turno de la víctima de la primera causa, quien declaró ya sin la presencia del imputado -quien estuvo acompañado por su padre- y sin público en la sala. Allí ratificó los abusos y cortó su testimonio para continuarlo este martes.

Por último, también prestaron testimonio un cabo de la Policía de la Provincia que rememoró que durante una jornada de abril de 2016 concurrió a Plaza Evita de la capital salteña para asistir a la joven, quien se había autolesionado. Y la abuela de la víctima, quien relató que tomó conocimiento sobre los abusos luego de que el acusado se reuniera con ella, le confesara lo ocurrido y le pidiera disculpas.

Este martes, en tanto, la víctima contó también que tras los abusos y a lo largo de los años sufrió desordenes alimenticios, como anorexia y bulimia, desarrolló problemas para dormir y tuvo diversos intentos por quitarse la vida.

Mario Teruel, padre del acusado y uno de los cantantes de Los Nocheros, dijo presente en la primera audiencia del juicio contra su hijo, al que defendió diciendo que “todo esto ha estado rodeado de mentiras”.

“Es una situación muy rara, pero la estábamos esperando, porque hace mucho tiempo que queremos que se sepa la verdad”, indicó el músico en diálogo con El Tribuno, horas antes de que le toque prestar declaración como testigo.

Y agregó: “Todo esto ha estado rodeado de mentiras, rodeado de un montón de inventos, de fábulas que un abogado querellante que estaba antes realizó. Él mismo dijo que agarró un caso de 5 cm y lo hizo de 20 km. Lo raro es que esos 20 km de invento nos pusieron a todos acá”.

A su vez, Mario Teruel remarcó que “hay un montón de cosas que se ocultan y otras que salen publicadas”, criticando el trato que se le dio al tema en la prensa.

“Ayer se dijeron cosas y no salió lo que pasó con la madre. No vi en ningún lado reflejado eso. No entiendo por qué no dejan pasar a la prensa cuando declaran las supuestas víctimas, porque acá se va a ver si efectivamente lo son y ya son mayores de edad”, finalizó.

También podría gustarte