Kicillof visitó a Rodríguez Larreta en su oficina

Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta tuvieron su primer encuentro a solas desde el inicio de la crisis por el coronavirus justo el día con mayor cantidad de contagios y récord de casos positivos en la provincia de Buenos Aires.

“Se reunieron para analizar la situación epidemiológica y evaluar la próxima etapa de la cuarentena”, explicaron en forma escueta a Infobae desde los entornos del jefe de Gobierno y del gobernador, que abandonó la sede del Gobierno de la Ciudad en el barrio porteño de Parque Patricios, donde se desarrolló la reunión, pasadas las siete de la tarde.

Mientras promediaban el encuentro, Rodríguez Larreta y Kicillof recibieron el parte oficial del Ministerio de Salud nacional con el récord de contagios de COVID-19 desde que empezó el conteo: 904 casos. De esos, 488 en la provincia de Buenos Aires, con epicentro en el conurbano, y 371 en la Ciudad.

El dato, si bien se esperaba, alarmó a las autoridades políticas y sanitarias del AMBA no solo por tratarse del día con mayor cantidad de casos positivos desde que el coronavirus avanzó en el país -tanto a nivel nacional como bonaerense en particular-, si no porque desde los primeros días de mayo que la Provincia no pasaba a la Ciudad en contagios.

En ese sentido, el gobernador y el jefe de Gobierno analizaron durante un buen rato los pasos a seguir en vísperas del anuncio que Alberto Fernández planea volver a hacer el fin de semana junto a ambos en Olivos, en lo que será una nueva oficialización del aislamiento decretado por primera vez el 20 de marzo pasado.

Este miércoles, por caso, el Presidente planea recibir -según trascendió, en principio sería en Casa Rosada- al jefe de la Ciudad para evaluar la situación del Área Metropolitana de cara al anuncio y a la ronda de consultas que el jefe de Estado tiene previsto realizar como lo hace cada semana antes de decretar la prórroga del confinamiento.

Con Kicillof, en tanto, tiene agendado verse por la mañana, en la inauguración de una destilería en Campana. El gobernador aún no fue convocado a la cumbre con Rodríguez Larreta. Pero las convocatorias son dinámicas, como la evolución del virus.

“Todo tiene que ser consensuado”, aseguró a este medio tras el encuentro una alta fuente de la Ciudad que todavía debatía con Rodríguez Larreta y su mesa chica en la sede de Uspallata, entrada la noche, la próxima etapa del aislamiento y las diferencias que se plantean con la administración bonaerense.

“Todo es coordinado. Buscamos la manera de que las decisiones que se tomen generen el menor impacto posible en la circulación viral”, coincidieron colaboradores de Kicillof.