Intentó escaparse el asesino de 19 años que mató al chofer de una combi con cadetes del liceo militar: quiso hacerse pasar por su hermano menor

Se quiso escapar del penal, pero lo descubrieron antes que lo logre. Se trata del joven de 19 años acusado de matar hace un mes al chofer de una combi que trasladaba a cadetes del Liceo Militar General Belgrano de Santa Fe intentó evadirse de la cárcel de Las Flores haciéndose pasar por su hermano, que fue a visitarlo.

Pero personal penitenciario advirtió la maniobra y frustró la fuga.

Martín Kunz, un excadete que está recluido bajo prisión preventiva en el pabellón 5 del penal santafesino acusado del homicidio agravado de Rubén Isidro Walesberg (71) y del mismo delito, pero en grado de tentativa, en perjuicio de cuatro adolescentes de entre 13 y 17 años.

Kunz recibió ayer por la tarde la visita de un hermano menor de edad. Tienen un gran parecido físico, y tras finalizar el horario de visita intercambiaron ropas.

Kunz pretendía escapar utilizando una campera con capucha con la cual ingresó al penal su hermano e intentó ocultar sus facciones con el uso de un tapabocas.

“La salida es una sola. Existe una restricción, una custodia y un control minucioso, lo que hace cuasi imposible que se pudiera escapar”, dijo secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia, Walter Gálvez.

El funcionario le dijo a radio Aire de Santa Fe que el adolescente que quiso ayudar al hermano a escapar fue puesto a disposición de la Justicia de Menores. Recién admitió su verdadera identidad poco antes de que se le tomen las huellas dactilares.

Lo que aún no se pudo determinar es si este intento de fuga fue armado hace tiempo, si fue un acuerdo del momento o si hubo presión por parte de Kunz sobre su hermano menor.

El caso es investigado por el fiscal Ignacio Lascurain, por lo que Kunz sumará una nueva causa judicial por tentativa de evasión.

El juez Héctor Candioti, dictó el 23 de agosto pasado la prisión preventiva de Kunz por el homicidio de Walesberg y la tentativa de asesinato de los cuatro cadetes.

Kunz está acusado de haber esperado la llegada del vehículo en una panadería de Colastiné Norte, un barrio costero del este de la ciudad de Santa Fe, para luego atacar con una cuchilla al chofer y a los liceístas, y finalmente intentar huir.

La fiscal Ana Laura Gioria dijo en la audiencia de medidas cautelares que “la calificación criminis causa del homicidio y de las tentativas de homicidio se debe a que, en el primer caso, el imputado mató a Walesberg para consumar los otros delitos; y, en las tentativas, tenía la voluntad de matar para consumar la privación ilegal de la libertad de todos los ocupantes del vehículo y lograr su impunidad”.

Acerca de un posible brote psicótico del imputado, la fiscal dijo que “de los exámenes que se le practicaron pocas horas después del hecho y al día inmediato posterior por psicóloga y psiquiatra, ninguna de esta profesionales sugirió internación, ninguna sugirió medicación”.

También podría gustarte