Intendente catamarqueño condenado por abuso sexual toma licencia por 90 días

“No soy un lobo feroz como algunos dicen”, dijo el condenado, quien continúa en libertad porque la sentencia no está firme.

En un documento presentado al director provincial de Asuntos Municipales, Pablo Córdoba, Aybar solicitó una licencia por 90 días con el fin de “colaborar con la situación judicial que es de público conocimiento”.

“He presentado la licencia porque quiero colaborar con la justicia y no entorpecerla, hice lo que me piden para dar una demostración de buena fe con respecto a todos los hechos que se vienen sucediendo”, dijo hoy Aybar en diálogo con la prensa a la salida de la fiscalía.

En relación al juicio, que enfrentó en agosto y terminó con una condena en su contra, el intendente señaló que “esto es una locura”.

“No me hicieron lugar a la pruebas, no tuvieron pruebas ellos tampoco. No soy un lobo feroz como dicen algunos, no soy lo que dicen por un grupo de dos o tres mujeres que dicen cosas”, agregó el funcionario.

Aybar también se refirió a las autoridades de la Unión Cívica Radical de Catamarca quienes le solicitaron que dé un paso al costado del Municipio y criticaron el accionar del intendente.

“Hay gente que no me conoce, hay mucha gente que no conoce el pueblo, no conoce nada, no conoce lo que es el norte. Yo creo que deberían dedicarse a hacer los proyectos como corresponde y no a otra cosa”, dijo.

Aybar, reelecto intendente del Municipio de Puerta de Corral Quemado en 2019 por el frente Juntos por el Cambio, fue condenado en el mes de agosto a la pena de seis años de cárcel por el delito de “abuso sexual simple agravado por la guarda”, pero el funcionario continúa en libertad hasta que la sentencia quede firme.

Con la licencia solicitada este miércoles por Aybar, el municipio de Puerta de Corral Quemado quedará a cargo del viceintendente, Carlos Casimiro.

También podría gustarte