Inflación: economistas advirtieron que será “difícil” bajarla, habría cerrado entre 3,5% y 4% en mayo

Economistas estimaron hoy que los niveles de inflación se aproximan a un porcentaje anual superior al 50%, y advirtieron que será “difícil” para el Gobierno bajarlos, pese a las urgencias electorales de este año.

Así lo indicaron los economistas Pablo Besmedrisnik (consultora Invenómica) y Víctor Beker (Universidad de Belgrano), mientras que el INDEC difundirá los datos oficiales recién el 16 de junio próximo.

Según estimaciones de consultoras privadas, la inflación de mayo habría cerrado en entre 3,5% y 4%, lo cual implica una desaceleración respecto de meses anteriores, pero continúa a un ritmo muy alto, en medio de la pandemia de Covid-19.

Besmedrisnik estimó que el Gobierno potenciará las medidas de control de precios y restricciones a aumentos de servicios públicos, y buscará que el atraso cambiario se consolide, porque es el ancla que tiene para sostener la inflación, en estos momentos preelectorales”.

El director de la consultora Invenómica explicó que “las necesidades fiscales y sociales son importantes, y el Gobierno tiene limitaciones para bajar la inflación”. “No tiene libertad absoluta para reducir el déficit y la emisión, y recurrir a esas anclas es normal en esta situación de corto plazo, pero ya se ha demostrado que son inútiles en el largo plazo”, añadió.

Advirtió que las actuales políticas “terminan generando crisis y van engendrando cambios abruptos en la microeconomía, son como una olla a presión que en algún momento explota y las medidas pierden su efectividad”.

Agregó que “el nivel donde esta estacionada hoy la inflación es del 60% anual, y tiene un impacto muy fuerte en la realidad macroeconómica, y en general perjudica a todos porque no se puede vivir con estos niveles de inflación.

Besmedrisnik estimó que Economía “va a hacer lo posible por bajarla, en un tiempo más cercano a las elecciones y creo que lo va a lograr, pero será difícil que pueda perforar un nivel del 2,8% mensual. Si lo hace sería un logro, pero tendrá un costo muy alto por los desequilibrios a futuro”.

Por su parte, Beker advirtió que “con un promedio del 4%, si este nivel se extendiera en los próximos meses tendríamos una inflación del 60% anual”. “Sería un éxito si logra bajarla al 50%, pero deberá conseguir guarismos mensuales muy por debajo de los actuales de aquí a fin de año”, añadió. “Para lograrlo requeriría de una política antiinflacionaria que no se visualiza desde el Gobierno”, dijo.

Beker, director de la Escuela de Nueva Economía de la Universidad de Belgrano, dijo no ver “voluntad de poner en marcha un plan que baje drásticamente la inflación, porque se han acostumbrado a gobernar de esta forma”.

“Más allá de las urgencias electorales, me resulta difícil imaginar un cambio brusco, que implique bajar los precios, porque además hoy en día la prioridad del gobierno es conseguir las vacunas y no bajar la inflación, porque la pandemia es el problema número uno”.

Para el Relevamiento de Expectativas Macroeconómicas (REM) del Banco Central, la inflación de mayo arroja una mediana de pronósticos de 3,2%. Entre las consultoras, para el Estudio Eco Go el alza de precios de mayo se ubicará en 3,6%, para los economistas de Seido será del 3,9% y para Ecolatina, registraría un aumento en torno del 3,4%.

También podría gustarte