Inesperada reacción del padre de uno de los jóvenes muertos en Tigre

La trágica muerte de Franco Rossi y Joaquín Alimonda, ambos de 18 años, en un choque en Rincón de Milberg, en Tigre, durante la madrugada del domingo, causó desconsuelo entre sus familiares y allegados. La Justicia imputó a su amigo Joaquín Duhalde, quien manejaba el Audi A4 con 1,39 miligramos de alcohol en sangre mientras que el límite permitido es 0,50 y sin el registro de conducir correspondiente.

En medio del dolor, Guillermo Rossi, padre de Franco, uno de los jóvenes fallecidos, respondió las furiosas críticas de los usuarios en redes sociales contra el conductor, quien sobrevivió con heridas leves junto a otro amigo, Mateo Lezama, de 18. Los cuatro chicos involucrados en el siniestro eran compañeros desde el secundario.

“Lo que no es normal es decir hijo de puta a un pibe que conozco, que no tenía maldad, que era amigo de mi hijo, que su padre (Martín Duhalde, reconocido cirujano) vino al entierro a pedirnos su perdón y el mío ya lo tiene”, aseguró Rossi a través de su cuenta de Twitter ante los cuestionamientos de los usuarios sobre el estado en que manejaba el conductor.

El fiscal Sebastián Fitipaldi agravó este martes la carátula contra Duhalde a homicidio con dolo eventual, que tiene penas de hasta 25 años de prisión, ya que consideró la alcoholemia registrada al joven tras el accidente, el exceso de velocidad y la pluralidad de víctimas.

Si bien el chico se negó a declarar ante Fitipaldi, contó en un interrogatorio previo a la indagatoria que hace unos meses le retuvieron la licencia de conducir por circular sin Verificación Técnica Vehicular (VTV) en otro vehículo.

Fuentes judiciales informaron que “el imputado permanecerá detenido en el Destacamento de Rincón de Milberg”, de la localidad bonaerense de Tigre.

“Hoy dejé a Franco en el jardín de paz y vino el padre, yo no lo pude ver. Seguramente mañana o pasado iré a su casa para apoyarlo, su hijo está desconsolado y yo por él. Eran muy amigos, nada de lo que ocurrió es culpa de nadie”, escribió Rossi en respuesta a un mensaje de apoyo y condolencias de otro usuario.

En otro tuit, el padre aclaró que su hijo Franco dio “0 alcohol y estaba dormido” durante el accidente y responsabilizó a las restricciones por la pandemia de “acelerar desgracias”.

El accidente ocurrió en Camino de los Remeros y Avenida Santa María, cuando Duhalde perdió el control del Audi A4 de su padre y chocó contra una columna metálica.

De acuerdo a los videos de las cámaras de seguridad del Municipio de Tigre, el auto de alta gama circulaba a gran velocidad e impactó contra un guardarrail, primero, y continuó zigzagueando hasta impactar contra una columna metálica.

Las protecciones de la banquina fueron arrancadas, al igual que una de las estructuras de la cartelería vial que quedó derrumbada sobre el asfalto.

El Audi quedó destrozado depositado sobre unas plantas sobre un cantero de la carretera que se une con la ruta 27, camino a Santa María de Tigre y a Nordelta.

También podría gustarte