Incidentes en la Municipalidad de Lomas de Zamora: manifestantes intentaron tomar el edificio

Un grupo de manifestantes ingresó hoy a la fuerza a la sede de la Municipalidad de Lomas de Zamora en el marco de una marcha frente a la sede del edificio, y el intendente Martín Insaurralde acusó del hecho a “un grupo de violentos que no tienen que ver con la protesta social”.

Finalmente, efectivos policiales, con la ayuda de empleados municipales del edificio, lograron evacuar a los manifestantes, que habían logrado ingresar tras forcejear y romper vidrios en la entrada del palacio municipal. Quienes ingresaron al edificio pertenecían al grupo piquetero Movimiento de los Trabajadores Revolucionarios (MTR).

Insaurralde comentó en declaraciones televisivas que el episodio dejó un saldo de “personal de la municipalidad herido, una mujer policía con heridas en un brazo y algunos manifestantes violentos que fueron también alcanzados por las balas de goma”.

Los manifestantes que ingresaron a la Municipalidad fueron “unos 80 o 100 personas” de un grupo grande de unas 1.500 que estaba haciendo una protestas frente al edificio, detalló el jefe comunal.

“Estando acá en el Municipio, se acercó una manifestación de aproximadamente 1.500 personas de distintos sectores políticos, como ocurre a veces que vienen a manifestarse, a entregar un petitorio o a hablar con gente de determinada área cuando hay una especie de reclamo. Pero nada tuvo que ver con esas manifestaciones con lo que pasó hoy”, relató Insaurralde.

Y prosiguió: “Un grupo reducido, de unas 80 o 100 personas de ese grupo grande que había venido a manifestarse, intenta ingresar rápidamente por la parte de la calle Manuel Castro. Llegaron a entrar hasta la primera parte del hall central”.

Al respecto, el intendente felicitó a “empleados municipales, de seguridad y de informática que estaban ahí, que quieren a su Municipio, y les dijeron que no podían entrar”. Señaló que en ese momento los manifestantes “comenzaron a forcejear, a golpearlos, a romper vidrios y romper molinetes” y destacó que “por suerte llegó la policía” instantes después para desalojar a quienes invadieron el edificio.

Durante la protesta, los manifestantes prendieron una fogata cerca de las rejas del perímetro del edificio y lanzaron piedras a los efectivos policiales, quienes desde el otro lado del perímetro dispararon balas de goma para dispersarlos.

También podría gustarte