Hubo superávit en el primer cuatrimestre por primera vez desde 2011

El ministerio de Hacienda destacó este jueves que es por “primera vez, desde el año 2011” la economía argentina registra superávit fiscal primario en el primer cuatrimestre del año.

“El sector público nacional acumula superávit en el primer cuatrimestre por primera vez desde 2011”, expresó un documento de la cartera que dirige Nicolás Dujovne.

Además se sostuvo que “Argentina tuvo en el primer cuatrimestre de 2019 un superávit fiscal primario de $10.846 millones, mientras que en los primeros cuatro meses de 2018 había registrado un déficit primario de $41.343 millones”.

También afirmó que “es la primera vez desde 2011 que el sector público nacional no financiero tiene un primer cuatrimestre con superávit primario, mostrando en 3 de los 4 primeros meses del año un resultado positivo”.

En el análisis elaborado por técnicos del Ministerio, se remarcó que el resultado primario acumulado en el primer cuatrimestre ascendió a 0,1% del PBI, mejorando en 0,3 puntos porcentuales en relación a igual período de 2018, y en línea con el registrado en los últimos años de equilibrio primario (2010-2011).

En el detalle, los técnicos oficiales destacaron que abril resultó “el vigésimo segundo mes consecutivo en el que los ingresos totales (excluyendo recursos extraordinarios) suben por encima de los gastos primarios (43,8% contra 36,5%)”.

“La mayor parte del esfuerzo fiscal viene de la contención de los gastos. En términos reales, los gastos primarios cayeron 13% en abril (encadenando 17 meses consecutivos de caída real) y 13% en el primer cuatrimestre”, indicó el trabajo.

Además, destacó que “el resultado primario acumulado en los primeros cuatro meses representa más de la mitad de la meta contenida en el acuerdo con el FMI para el primer semestre del año, que asciende a $20.000 millones”.

“No obstante -aclara el texto- la meta puede ajustarse a la baja si el conjunto de programas sociales que abarca el acuerdo supera la línea de base fijada para dichos programas en el acuerdo y si el gasto de capital financiado con fuente externa supera la línea de base fijada para dichas erogaciones en el acuerdo”.

Hacienda consideró que “el equilibrio fiscal es clave para el desarrollo sostenible: el desequilibrio fiscal crónico nos llevó a altos impuestos y altas tasas de interés que dificultan la inversión y nos hicieron vulnerables a shocks externos”.

Añadió que “con un fisco equilibrado, podremos reducir la deuda, facilitar la lucha contra la inflación, reducir la tasa de interés y permitir un aumento de la inversión y del crecimiento”.

 

También podría gustarte