Horror en Afganistán: talibanes decapitaron a jugadora de vóley y difundieron fotos de su cabeza

El horror se instaló en el mundo del vóley durante las últimas horas por la noticia de la decapitación de Mahjabin Hakimi, una jugadora de la selección juvenil de Afganistán, asesinada en manos de los talibanes. El hecho fue informado por los medios locales tras la denuncia de su entrenadora, que utilizó un seudónimo para proteger su integridad.

Según lo dicho por la instructora al Persian Independent, el principal periódico de Medio Oriente, la joven fue decapitada a principios de octubre en Kabul y fotos de su cabeza cortada fueron publicadas en redes sociales para crear temor.

Bajo el seudónimo Suraya Afzali, la entrenadora expresó: “Cualquier jugador ahora tiene que vivir con miedo. Todos obligados a huir o esconderse. Sólo dos han logrado escapar al exterior y los intentos de ayuda de países y organizaciones internacionales no han tenido éxito”.

No es la primera que sucede algo así, dado que en agosto otra jugadora de vóley había sido asesinada a tiros por los talibanes. Esto último fue informado por Zahra Fayazi, una de las dos voleibolistas que pudo escapar hacia el extranjero (Inglaterra) y contar los sucesos que vio antes de partir.

Las deportistas son un blanco de persecución en Afganistán.

Entre otras de las prohibiciones que imponen a las mujeres, los talibanes consideran inapropiado que practiquen deportes, por lo que las atletas son un blanco de persecución constante y brutales represalias o asesinatos, como el ocurrido recientemente con Hakimi.

Las mujeres afganas viven un verdadero infierno.

EL COMUNICADO DE LA FEDERACIÓN ITALIANA DE VOLEIBOL

Conocida la terrorífica noticia de la decapitación de la jugadora afgana, la Federación Italiana de Voleibol (FIV) emitió un comunicado al respecto a través de sus redes sociales en el que lamentó lo sucedido, sosteniendo que “toda la comunidad del voleibol está de luto”.

“Su culpa: practicar el deporte que amaba, el voleibol. Mahjabin, como muchas otras chicas en Italia y en todo el mundo, cultivó su pasión por el voleibol en el Club de Voleibol del Municipio de Kabul, pero en comparación con otras compañeras, no había logrado salir de Afganistán en los últimos meses”, escribieron los italianos.

Y concluyeron: “Parece imposible que en 2021 alguien sea asesinado solo porque juega al voleibol, o aún peor, porque persigue sus sueños. Mahjabin, donde estés, nos gustaría imaginarte con un balón en las manos libre de poder jugar al voleibol”.

También podría gustarte