Hombre armado y con una violencia extrema intentó desalojar a la ex pareja de su tío y le robó la jubilación

En una audiencia llevada a cabo este domingo 25 de diciembre por requerimiento de la Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes II, que conduce Ernesto Salas López, un hombre de 30 años fue imputado y quedó detenido con prisión preventiva tras ser acusado de ingresar en una vivienda y amenazar con armas de fuego a una familia exigiéndoles que desalojaran el inmueble. El violento episodio ocurrió el pasado viernes 23, en un domicilio del Pasaje Mejías Miraval al 500, en la zona sur de la capital tucumana.

El sujeto se había presentado en el lugar reclamándole a la presunta dueña de casa (una mujer mayor de edad), que dicha propiedad la pertenencia a su tío (expareja de la señora). Habría ingresado con un grupo de personas y luego de golpear a uno de los ocupantes, se apoderó de una bolsa con dinero en efectivo de la víctima.

Durante la audiencia, la auxiliar de fiscal Florencia Cocimano solicitó en primer lugar que se declare legal la aprehensión del acusado, la cual había sido realizada por personal policial en la puerta del domicilio, tras un llamado al 911 que había hecho una de las víctimas.

Luego la representante del MPF pasó a relatar el hecho. Según la acusación, el viernes 23, cerca de las 16:00 horas, mientras la señora mayor se encontraba en su casa junto a otros dos familiares (un hombre y una mujer) se hizo presente el acusado con un grupo de personas. Rompieron la cerradura del portón de entrada del domicilio y, portando el sujeto un arma de fuego, amenazaron a los tres, diciéndoles que se vayan de ese inmueble o de lo contrario los iban a matar. Tras ello, el imputado comenzó a golpear al masculino, mientras que otras dos personas (aún no identificadas) pretendían arrastrar a las dos mujeres para sacarlas de la casa. Finalmente, el individuo se apoderó de una bolsa transparente que estaba en la mesa del comedor y contenía la suma de $ 92.300 pertenecientes a la víctima que había cobrado de su jubilación.

Por este hecho, se le formuló cargos por los delitos de amenazas coactivas agravadas por el uso de arma, en concurso real con el delito de robo doblemente agravado por ser cometido en poblado y en banda y con el uso de arma de fuego. En cuanto a las medidas coercitivas para resguardar el proceso, la fiscalía solicitó la prisión preventiva por el término de 90 días, medida que fue otorgada de forma parcial por el juez interviniente, quien ordenó que el imputado quede alojado en Villa Urquiza por el plazo de 60 días mientras avanza la investigación.

También podría gustarte