Hecho impactante: una mujer denunció que su ginecólogo la inseminó con su semen hace 40 años

Una mujer oriunda de Estados Unidos se realizó una prueba de ADN online y descubrió que su progenitor era el ginecólogo de su mamá. Cuatro décadas atrás, el profesional había inseminado a su progenitora con su propia esperma sin su consentimiento.

Roberta nació en 1984 fruto de un proceso de inseminación asistida que realizó su madre con el supuesto líquido seminal proporcionado por un donante anónimo a través de un banco de esperma.

Sin embargo, el año pasado, tras realizarse un test con un kit de ADN de la página web 23andMe para obtener pistas sobre sus antecesores, su madre, Bianca Voss, de 75 años, se percató de que el donante habría sido el obstétra que la trató en 1983, Martin Greenberg.

A partir de este hallazgo, Voss y su hija presentaron una denuncia el martes de esta semana ante el tribunal federal de Nueva York en contra del ginecólogo.

El diario New York Post publicó el documento judicial, que reza que “el demandado se colocó sobre la litigante con las piernas abiertas en los estribos y le introdujo sus propios fluidos corporales”, y además, indica que “la demandante nunca habría aceptado que el acusado utilizara su propio esperma para fecundarla”. No obstante, el documento precisa que Bianca Voss nunca puso restricción alguna sobre quién podría ser el donante.

“Es horrible mirarse al espejo y ver a la persona que violó a mi madre, y veo su cara cada vez que me miro al espejo. Me siento confusa sobre quién soy, qué significa esto y ¿qué clase de persona haría esto?”, expresó Roberta, tras comprobar de quién era hija, en diálogo con NBC News.

En tanto, Voss y su hija adulta quieren esclarecer el historial clínico del acusado para chequear si Roberta hubiera heredado una enfermedad, dado que su hijo murió a temprana edad.

Aunque la demanda con constata una suma de daños monetarios fija, sí acentúa que el importe del conflicto supera 75.000 dólares sin intereses y gastos.

También podría gustarte