Halló un maletín lleno de dinero y ni lo abrió: “Para nosotros es normal devolver cosas ajenas”

Un hombre olvidó en un supermercado de Posadas un maletín con una importante suma de dinero y el encargado del local lo rescató de uno de los carros de compras y lo guardó casi dos horas, hasta que el propietario retornó para preguntar si lo había dejado allí. Hernán Meza, que tiene 23 años y desde hace un año y medio está a cargo de una de las sucursales de la cadena local de supermercados El Arco, fue el protagonista de la historia.

El joven, que nació en la localidad de Cerro Azul e ingresó a trabajar al supermercado a través de un amigo en común que tienen con los propietarios del negocio, busca devaluar el gesto que, por ahora, se tradujo en una promesa de recompensa. “Para nosotros es normal devolver las cosas ajenas”.

El hecho ocurrió en el local que está en el barrio Villa Sarita, muy cerca del microcentro de Posadas. “Al mediodía vino un cliente ya conocido del local e hizo algunas compras. Pagó y salió hasta la vereda con sus cosas en un carrito”, contó Hernán.

“Unos minutos después yo salí para acomodar los changuitos en el lugar y ví el pequeño maletín. Enseguida me di cuenta de que era de este cliente y como hacemos habitualmente con las cosas olvidadas, las guardamos hasta que las vienen a reclamar”, contó el joven.

“Volvió casi dos horas después, un poco preocupado y confundido. Casi ni fue necesario que nos preguntara por su maletín, porque ya sabíamos que era de él. No son muchos los clientes que llevan un elemento así”, explicó Hernán, que tiene dos hijos de tres y un año.

“Nos dijo que ahí guardaba una importante suma de dinero, pero no nos dijo cuánto. Después vimos que algunos hablaban de dos millones de pesos. Por las características del maletín y el peso que tenía, me di cuenta de que contenía dinero”, agregó el joven, que jura que nunca lo abrieron para saber qué contenía.

No quiere dar datos sobre el cliente. Sólo dice: “Es una persona que tiene muchos locales en alquiler en Posadas y siempre realiza las compras en nuestro local. Por eso reconocí su maletín”.

Hernán es de la localidad de Cerro Azul, a unos 70 kilómetros de Posadas, y llegó a la capital misionera hace casi dos años para trabajar como empleado en el supermercado. “Empecé como un empleado más en diciembre de 2018 y en febrero pasado me pusieron a cargo de esta sucursal”, cuenta.

A manera de gratificación, el olvidadizo cliente le prometió a Hernán una recompensa que será para todo el plantel del supermercado. “Me dijo que nos va a pagar una cena en algún lugar de Posadas. Sólo tenemos que organizar el día”, admitió.

En la red social Facebook, su hermana Lorena salió a destacar el gesto de Hernán. “Desde siempre luchando para llegar a cada meta, sin importar si había sol o sombra, día bueno o día de lluvia, ahí estabas al pie del cañón en cada changa que conseguías. Mucho tiempo buscando abrir tu camino y que aparezca algo estable, hasta que se te dió. Así como todos los días, hoy celebro que busques salir siempre adelante priorizando el bienestar de tu familia, con los valores y buenos modales como regla de vida. A veces esto no se valora, pero lo bueno es que nunca lo pierdas… Seguí siempre así, con esa humildad de que te caracteriza, porque si de algo se trata la vida es de ser buenas personas”.