Hallan a la chica de 17 años que había desaparecido en Salta: un supuesto novio la secuestró y se la llevó a Bolivia

La adolescente salteña Agustina Casasola, que estaba desaparecida desde el miércoles 17 de febrero, fue encontrada ayer sana en la localidad de Aguas Blancas, luego de regresar de Bolivia. En tanto, el hombre que estaba con ella, un ciudadano venezolano de unos 27 años con antecedentes penales, quedó demorado a disposición de la Justicia.

Se trata de Sebastián Guzamana, o Whisthon Díaz como se llamaba hasta que cambió de identidad acorralado por las denuncias de estafa que tenía en su contra en su país. En las últimas horas se lo vio esposado, con barbijo y una máscara de protección por el coronavirus, esperando sentado su turno para declarar ante el fiscal Armando Cazón, a cargo de la investigación.

La desaparición de Agustina, de 17 años, tuvo en vilo a los habitantes de Aguaray durante toda una semana, desde que la vieran cerca de las 9 de la mañana aquel miércoles subir a un auto con vidrios polarizados acompañada por el sujeto ahora detenido.

Durante las horas de angustia e incertidumbre Isabel Soria, presidenta de la Fundación Volviendo a Casa de Salta, acompañó a la familia de la menor y se puso al frente de la búsqueda. También ella fue quien esta mañana anunció a través de sus redes sociales que Agustina había sido finalmente localizada.

“Luego de muchas negociaciones lograron que el deleznable que la sacó del País SIN autorización entregara a AGOSTINA CASASOLA a las autoridades. La investigación ya está también en fuero federal. Estamos esperando las actuaciones al respecto para que se llegue hasta las ÚLTIMAS consecuencias y que este sujeto y sus cómplices paguen por todo el mal que hicieron”, escribió en su perfil de Facebook.

Los medios locales se hicieron eco de la noticia y precisaron que Sebastián Guzamana volvió al país anoche alrededor de las 20 con la joven desde Bolivia, en donde se habían refugiado estos días para no ser descubiertos. La menor ya fue entregada a su padre biológico.

Este miércoles, cuando todavía el paradero de Agustina era un misterio y Guzamana era señalado como su presunto secuestrador, el hombre confirmó en una entrevista radial que estaba con la chica en otro país y explicó que se habían ido porque la madre de ella no aceptaba su noviazgo.

“Nos fuimos por miedo a lo que pudiera pasar”, dijo ayer el venezolano en diálogo con el programa Pan y Circo por FM 94.1, tras lo cual enfatizó: “Tenía temor que la mamá de Agus le hiciera algo a ella”.

Sobre la denuncia por secuestro de la familia de Agustina, afirmó: “No estamos en el país, pero yo no la obligué”.

Según su testimonio, “la gente no va a entender su noviazgo”. “Me van a acusar de acosador sexual y cosas así”, explicó. De todas maneras, anticipó que tenían pensado volver a la Argentina para “aclarar todo” aunque sin dar precisiones de cuándo y dónde lo harían.

También podría gustarte