Guerra entre Rusia y Ucrania: bombardeos entre ambos bandos no dejan margen para una tregua

Las fuerzas ucranianas protagonizaron su mayor bombardeo en años en el este del país controlado por Rusia, informaron funcionarios instalados en Moscú, ya que ambas partes descartaron una tregua navideña.

Alexei Kulemzin, el alcalde de la ciudad de Donetsk respaldado por Rusia, reveló que 40 cohetes fueron disparados desde los lanzacohetes múltiples BM-21 Grad contra civiles en el centro de la ciudad en las primeras horas.

Mientras tanto, las fuerzas rusas continuaron con los bombardeos y los ataques aéreos a lo largo de toda la línea del frente oriental, matando a una persona, mientras que otras dos murieron en la ciudad sureña de Kherson, según funcionarios ucranianos.

Kiev y Moscú no mantienen conversaciones actualmente para poner fin al mayor conflicto de Europa desde la Segunda Guerra Mundial, que se desarrolla principalmente en el este y el sur de Ucrania con poco movimiento en ambos lados.

“El Kremlin… está tratando de convertir el conflicto en una confrontación armada prolongada”, interpretó este jueves un alto oficial ucraniano, el general de brigada Oleksiy Gromov, en una rueda de prensa, al tiempo que descartó la posibilidad de una tregua durante el período festivo.

LEE: Rusia ofrece un informe de guerra victorioso y advierte que “los mercenarios serán destruidos sin piedad”

El miércoles, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, había adelantado que un alto el fuego de Navidad “no estaba en la agenda”, mientras que Kulemzin calificó el ataque de Donetsk como un crimen de guerra.

Precisó que fue el más grande en la ciudad desde 2014, cuando los separatistas pro-Moscú tomaron el control de Kiev, mientras que sus estimaciones preliminares mostraron que cinco personas resultaron heridas, incluido un niño; afirmaciones que no hallaron respuestas del lado ucraniano.

Las tropas de Kiev, gracias al uso de los Sistemas de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad de EEUU (HIMARS), provocaron la muerte de 44 civiles y dejó a otras 98 personas heridas en la República Popular de Lugansk, comunicó la oficina de la RPL en el centro conjunto para el control y la coordinación de la tregua, esto según la prensa rusa.

“Además, en la RPL los proyectiles de HIMARS dañaron más de 900 objetivos civiles”, agregó la oficina.

Los medios rusos Actualidad RT y Sputnik News daban cuatro civiles muertos en Donetsk por los ataques mencionados.

Informe del Estado Mayor militar de Ucrania

El Estado Mayor militar de Ucrania precisó en su informe diario que el enfoque de Moscú se mantuvo en las ciudades orientales de Bakhmut y Avdiivka, y agregó que las fuerzas ucranianas habían repelido los ataques rusos en las últimas 24 horas.

También indicó que las fuerzas rusas continuaron atacando a las tropas ucranianas y la infraestructura civil en la región de Donetsk y en las áreas del sur de Zaporiyia y Kherson.

“Los rusos dispararon en diferentes áreas a lo largo de toda la línea del frente durante toda la noche y la mañana”, dijo el gobernador ucraniano de la región de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, en la aplicación de mensajería Telegram, y agregó que hubo dos ataques aéreos en Avdiivka.

Una persona murió y cuatro resultaron heridas cerca de Bakhmut, informó , y agregó: “¡Es peligroso quedarse en la región de Donetsk! ¡Evacúenlo a tiempo!”.

Por separado, los bombardeos rusos mataron a dos personas en el centro de Kharkiv, la ciudad sureña liberada por Ucrania el mes pasado”, reportó Kyrylo Tymoshenko, subjefe de la oficina del presidente.

El Kremlin advierte contra los EEUU

El Kremlin advirtió que los Estados Unidos se estaban “metiendo cada vez más en el conflicto de la república postsoviética”. 

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk, expresó en un discurso ante el Consejo de Derechos después de una visita a Ucrania que los ataques de Rusia estaban exponiendo a millones de personas a “dificultades extremas”.

El miércoles, Kiev sufrió el primer gran ataque con drones en semanas después de que andanadas de misiles impactaran la infraestructura energética de Ucrania desde octubre, interrumpiendo el suministro de energía y dejando a la gente sin calefacción en las gélidas condiciones invernales.

Informes publicados por la prensa de Rusia

Infantes de la Marina del Reino Unido participaron en “operaciones discretas” en Ucrania, señaló el teniente general británico Robert Magowan, citado  por The Times.

De acuerdo con sus declaraciones, volcadas en un artículo para la revista Globe and Laurel, militares británicos apoyaron misiones de “un alto nivel de riesgo político y militar” en “un entorno sumamente delicado”.

Magowan, excomandante de Infantería de la Marina británica, declaró que 350 militares desplegados en Noruega, fueron enviados en enero de este año a Kiev para participar en la evacuación de la Embajada británica a Polonia. 

“Luego, en abril, regresaron al país para restablecer la misión diplomática, proporcionando protección al personal esencial. Durante ambas fases, los comandos apoyaron otras operaciones discretas en un entorno sumamente delicado y con un alto nivel de riesgo político y militar”, señaló.

El alto cargo militar destacó que los infantes la Marina británica participaron también en el entrenamiento de
soldados ucranianos.

Por su parte, un portavoz de la Marina Real británica declaró que los infantes “fueron desplegados en Ucrania para apoyar la presencia diplomática del Reino Unido en el país”.

Sirios en combate

Un nuevo grupo de combatientes extranjeros se desplazó desde el noroeste de Siria hacia Ucrania para luchar como mercenarios para el régimen de Kiev, revelaron a Sputnik fuentes desde el lugar.

En el operativo participan oficiales turcos en estrecha cooperación con facciones radicales islamistas.

Solo en noviembre, unos 40 combatientes procedentes de la República de Chad, que vivían en una zona de la provincia de Idlib controlada por los terroristas, fueron enviados en tres etapas a territorio turco y, desde allí, a Ucrania, detallaron las fuentes.

El proceso de traslado se coordinó entre las direcciones de las organizaciones terroristas Partido Islámico del Turkestán y Jabhat Fateh ash-Sham (antigua Al Nusra), por un lado, y la Gendarmería de Turquía, por otro.

La primera fase tuvo lugar en la zona fronteriza entre la localidad siria de Harem y la ciudad de Reyhanli, en el sur de Turquía, indicaron las fuentes familiarizadas con el asunto.

La organización terrorista Hay’at Tahrir Al Sham y representantes de los combatientes chadianos en Idlib celebraron negociaciones para concretar la ayuda, continúa el informe.

Hay’at Tahrir Al Sham prometió apoyo para el despliegue en territorio ucraniano y un salario de hasta 6.000 dólares al mes, así como asistencia para enviar a sus familias a Ucrania y proporcionarles alojamiento, de acuerdo con las fuentes.

También podría gustarte