Gobierno aumenta 29% la tarifa de gas desde abril, pero la suba del invierno se pagará en el verano

El Gobierno nacional aplicará un aumento del 29% en las tarifas de gas a pagar en tres cuotas acumulativas de 10% en abril, 9,1% en mayo y 7,5% en junio.

Al mismo tiempo, para evitar un mayor impacto en las boletas durante el invierno, anunció que todos los usuarios recibirán un descuento de 22% en junio, julio, agosto y septiembre, los meses de alta demanda. Esta iniciativa no implica un ahorro o reducción de tarifas.

El “diferencial estacional” se abonará en cuatro cuotas consecutivas de diciembre a marzo de 2020, los meses de menor consumo. Con ese nombre figurará el beneficio en las facturas, que a partir de julio pasarán a ser mensuales como la luz.

Categorías

El próximo mes los hogares de consumo bajo (27m3) pagarán en promedio $ 448 más por mes; los de consumo medio (48m3) $ 735 y los de consumo alto (84 m3) $ 1.520. En mayo las facturas se elevarán a $ 780, $ 1.412 y $ 2.949 para cada categoría.

En junio empezará a regir el “descuento” de 22%, que suspende el 29%. Ese mes, los R1 pagarán en promedio $ 820 (en vez de $ 1.051); los R2 $ 1.585 (en lugar de $ 2.032), y los R3 $ 3.628 y no los $ 4.651 que corresponderían.

En los cuatro meses que dura el invierno, se calcula que los usuarios de menos consumo diferirán hasta el verano el pago de $ 875; los medios $ 1.663 y los más demandantes $ 3.859. Esa diferencia se pagará en cuatro cuotas a partir de diciembre y hasta marzo de 2020 a un promedio de $ 219, $ 416 y $ 965 por mes, respectivamente.

Compensación

No es la primera vez que la gestión de Cambiemos utiliza el “aplanamiento” de las facturas durante una campaña electoral. El exministro de Energía Juan José Aranguren lo inauguró en 2017, pero solo por dos meses. Los cuatro meses sin incrementos costarán $ 4.500 millones extras en subsidios energéticos. Para 2019 la Casa Rosada prevé desembolsar unos $ 200.000 millones en total.

Según explicaron en la Secretaría de Energía, el incremento del gasto público es una “compensación” a las empresas productoras y distribuidoras de gas. La normativa vigente autoriza dos ajustes de tarifas por año, según el movimiento del tipo de cambio y del precio de las materias primas, mal llamada inflación mayorista. Y no permite trasladar la actualización en cuotas a las compañías. Por lo tanto, de los $ 4.500 millones, unos $ 2.000 se destinarán a compensar el 19% que las gasíferas no recibirán en abril, mientras que los otros $ 2.500 millones corresponden a intereses. El Estado ya compensa

La cartera de Gustavo Lopetegui confirmó que la tarifa social de gas que reciben casi 2 millones de hogares se mantendrá con un 35% de descuento en las facturas.

Pasado el invierno, en octubre volverá a regir el 29% en todas las categorías. Ese mes el Gobierno debería anunciar el porcentaje del segundo ajuste semestral del 2019.

 

También podría gustarte