Gesto: Gobierno de Neuquén pagará facturas de luz

El gobernador Omar Gutiérrez entregó hoy a la intendenta de Zapala, Soledad Martínez, un aporte de 8 millones de pesos destinado a cancelar las facturas del servicio eléctrico de los usuarios residenciales y comerciales de la localidad correspondientes a julio. Es a raíz de las cerca de 80 horas que permanecieron sin servicio por la caída de línea de alta tensión que alimenta a la zona. El aporte fue entregado al municipio dado que el prestador del servicio eléctrico es la Cooperativa Eléctrica de Zapala (CEEZ) pero la falla que dejó sin energía a esa ciudad y alrededores por casi cuatro días desde el 19 de julio, se debió a una serie de roturas en instalaciones del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), un organismo que depende del gobierno provincial.

El aporte es de tipo no reintegrable y fue instrumentado por el decreto 1147/18, como parte de las acciones que la Provincia realizó por el apagón que recién logró ser normalizado el 27 de julio. Gutiérrez explicó que se trata de un “aporte económico para que, en forma conjunta con la Cooperativa, este mes estén sin la obligación y compensados, libres de pago, los usuarios residenciales, pequeños y medianos comercios y empresa industrial de Zapala”. Y remarcó que “es un acto de estricta justicia y equidad. Estamos bonificando todo el mes para que no tengan que abonar la factura de energía”.

Por su parte la intendenta remarcó que “es una buena noticia” y señaló que “es una manera de acompañar el esfuerzo que los zapalinos hicieron esa semana, atendiendo y entendiendo la complejidad que tuvo la Cooperativa y el EPEN encontrar una resolución”. Con este aporte de 8 millones de pesos, la resolución de la falla en el sistema eléctrico del centro neuquino demandará al gobierno provincial un poco más de 51 millones de pesos, dado que los trabajos de emergencia que incluyeron el alquiler de grupos generadores que alimentaron la ciudad a combustible y la reparación provisoria de la red insumieron cerca de 21 millones de pesos. En tanto que se estima que la reparación final del tendido de alta tensión demandará una suma similar.

La salida de servicio de la línea de alta tensión (132 Kv) se produjo en la tarde del 19 de julio a raíz de las bajas temperaturas. Estas hicieron que, por un lado, se formen rollizos de hielo que agregaron peso al tendido y ante fuertes vientos llevaron a que ocho torres se vieran dañadas en un tramo de casi tres kilómetros al sur de Cutral Co. En esa misma zona la línea de 33Kv también se vio afectada al mismo tiempo por la desconexión de sus conectores, en un tramo de similar extensión.