Fusilaron a un soldado voluntario de 20 años que se resistió al robo de su moto

Un soldado voluntario de 20 años fue asesinado el sábado de un balazo en la cabeza frente a su vivienda del partido bonaerense de José C. Paz al resistirse al robo de su moto y por el crimen detuvieron a dos jóvenes, informaron fuentes judiciales.

El crimen se registró alrededor de las 6 en la calle Coronel Arias al 3500, a metros de la casa en donde residía la víctima, identificada por los voceros como Yair Alan Nahuel Núñez.

Voceros judiciales y policiales informaron a Télam que Núñez, quien era soldado voluntario del Ejército Argentino, estaba frente a su vivienda a bordo de su motocicleta, cuando fue interceptado por un hombre y una mujer con fines de robo.

Uno de los delincuentes, que portaba un arma de fuego en su mano, amenazó al joven para que entregara el rodado pero el soldado voluntario se resistió al robo y comenzó a forcejear con el asaltante.

En esas circunstancias, el ladrón efectuó al menos un disparo que impactó en la cabeza de Núñez, quien cayó al suelo gravemente herido.

Tras el disparo, los delincuentes huyeron del lugar sin llevarse la moto, informaron las fuentes consultadas.

En tanto, el joven baleado fue trasladado de urgencia a un hospital de la zona, donde finalmente falleció como consecuencia de la gravedad de la herida de arma de fuego.

Efectivos de la comisaría 1ra. de José C. Paz comenzaron a instruir el sumario de la causa y tras las primeras averiguaciones dieron con los sospechosos del crimen y los aprehendieron.

Los jóvenes fueron identificados por la Justicia y la Policía como Damián Mansilla y Verónica Florencia Ruíz Díaz (20), quienes quedaron alojados en la seccional a la espera de ser indagados por el fiscal Gustavo Carracedo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 descentralizada de Malvinas Argentinas.

El fiscal Carracedo les imputó a ambos el delito de “homicidio criminis causa”, por matar a una persona para ocultar otro delito, “en concurso real con tentativa de robo agravado por el uso de arma de fuego” y “portación ilegal de arma de fuego” en el caso de Mansilla.

Al momento de las detenciones, los uniformados secuestraron en poder del joven una pistola calibre 9 milímetros marca Pietro Beretta, que será sometida a pericias para determinar si se trata del arma homicida, añadieron los voceros.

Los investigadores del crimen continuaban recibiendo declaraciones testimoniales e intentaban determinar si el padre de la víctima intervino al momento del asalto para defender a su hijo, añadieron las fuentes.

También podría gustarte