Falta de justicia en Villa Mascardi: cientos de denuncias por usurpaciones y ningún preso

La RAM, de Jones Huala han provocado millonarios daños a la propiedad privada y estatal a lo largo de más de 250 kilómetros de ruta, si se computa que la mayoría de los ataques incendiarios se ubicaron entre Esquel y Bariloche.

Se trata de un territorio rural y semi rural dominado desde hace 7 años por la RAM, ni los gobiernos de Río Negro y Neuquén ni tampoco el Estado nacional pudieron avanzar en las persecución judicial de sus autores.

Para Jones Huala y su perspectiva del mundo todo lo que fue levantado después de la constitución del Estado argentino en Patagonia forma parte de un hecho ilícito que perjudica la existencia del Wall Mapu (territorio mapuche). Desde esa óptica, el fuego es el único elemento que permite limpiar de la faz de la tierra lo que no es mapuche.

 

Los ataques

Desde 2015 los incendios y los ataques violentos aumentaron en las provincias de Chubut, Río Negro y Neuquén. Los vecinos y autoridades de estas provincias no fueron capaces de ponerle un número a las pérdidas generadas por estos incendios, pero al precio actual de mercado voces de la industria turística hablan de cientos de millones de pesos.

En total, entre ataques incendiarios, ocupaciones, robos, cortes de ruta y agresiones a turistas y vecinos, se estima que la RAM y su gente son responsables de más de 100 atentados. De este centenar apenas 17 avanzaron muy lentamente en la Justicia Federal, como denuncias a investigar, y otras 4 en la de Río Negro. Hasta el día de hoy ninguna concluyó con detenidos. Una situación similar ocurre con Chubut, donde nadie ha sido detenido por la ocupación de Cushamen, y Neuquén, en donde hubo atentados en la capital y sectores petroleros.

Empresarios de la zona de Chubut y Río Negro y fuentes del gobierno rionegrino, aseguran que el foco de violencia está puesto hoy otra vez en Villa Mascardi.

También podría gustarte