Facebook no es buen lugar para publicar problemas personales, según estudio

El uso de las redes sociales permite expresarse de varias diferentes maneras. Hay de todo, pero son muchísimos los usuarios que comparten en Facebook situaciones complicadas.

Contra muchos pronósticos, un estudio reciente sacó a la luz un resultado para tener en cuenta: a la gran mayoría de los usuarios de la red social, no le gusta ver ese tipo de publicaciones.

El estudio en particular convocó a 390 participantes -entre los 18 y los 73 años de edad- a quienes se les pidió llenar formularios con preguntas sobre temas de autoestima, personalidad y salud mental en relación al uso de Facebook.

Se les presentó a los participantes tres situaciones en un feed hipotético de Facebook.

Las tres podían ser publicaciones de un conocido en la red social. Hacían referencia a un caso de un rompimiento amoroso, otro del diagnóstico de cáncer de un familiar y en el último caso, se trataba del anuncio de suicidio de un amigo de ese conocido. Todas las situaciones presentadas iban en un orden creciente de gravedad.

Dado este escenario, los participantes del estudio-encuesta debían tomar una decisión de interacción con las publicaciones con las reacciones reales de Facebook. Por ejemplo, utilizar “Me Gusta”, “Me entristece”, etc. También se podía agregar un comentario o decidir no interactuar en absoluto. Eso sí, debían calificar la publicación en una escala de “Totalmente incómodo” a “completamente cómodo”.

Y no fue todo: también se les pidió manifestar qué tan probable era que ellos contaran esa información en los contextos citados.

- Advertisement -

Los resultados del estudio:

Fue una tendencia para todos los casos, el hecho de estar más cómodo recibiendo este tipo de información frente a frente antes que tener que enterarse por redes sociales. Dicho de otro modo: es más fácil encontrar apoyo -o ayuda- fuera de internet. Curiosamente, fue menos perturbador para los mayores de 40 el enterarse en Facebook de noticias delicadas en comparación a los más jóvenes.

Naturalmente para todos era más fácil revelar en línea el tema de una ruptura de una pareja. Sin embargo, para la mayoría terminó siendo más probable revelar el suicidio de un amigo que el diagnóstico de cáncer de un familiar o un conocido. Así mismo, los mayores de 40 de edad indicaron que no revelarían estos hechos por redes sociales.

Aun así, hablar de suicido de un amigo o una enfermedad terminal era más probable hacerlo en persona que en Facebook.

Los que tienen mayor estabilidad emocional y más niveles de amabilidad estuvieron más “cómodos” al recibir esta información en persona. Sin embargo, este tipo de personas también tenían mayor probabilidad de interactuar en las publicaciones de otros.

El estudio sacó como conclusión que para alguien que está viviendo eventos negativos, la mejor forma de encontrar apoyo era tratando de encontrar amigos cercanos, familia o terapeutas en persona.

Después de todo, era menos probable que recibiera una respuesta genuina en redes sociales.

- Advertisement -

- Advertisement -

- Advertisement -