“Estoy vacío”: el dolor de Matías Almeyda por la muerte de su padre y su frustración por el tema vacunas

Matías Almeyda, exfutbolista de la Selección argentina y actual entrenador de San Jose Earthquakes de la MLS, volvió a referirse a lo que fue su intento frustrado de comprar vacunas para la ciudad de Azul y reconoció que desistió en su intento luego de derivar las negociaciones con los laboratorios a distintos políticos. Además, se refirió al dolor que tiene por la pérdida de su padre: “Yo estoy vacío, muy triste”.

“En ese momento, como ciudadano, como argentino, sabiendo las dificultades que se está teniendo para vacunar a la gente, traté de ser solidario con mi ciudad. No solamente mi papá murió, también parientes y conocidos. Quería contribuir con la causa e intenté comprar vacunas”, resaltó el Pelado durante una entrevista con A24.

“Obviamente hay temas en los que uno llega hasta ahí y ya no se puede avanzar más. Cuando surge la información de lo mío, que se hace bastante grande, me empezaron a llamar de varios partidos políticos y mucha gente para ayudar. Uno de los conocidos que me llamó era alguien que conseguía 10 millones de vacunas, yo lo único que hacía era pasar el número y ponerlo en contacto con estos políticos, para tener una solución y ahí poder comprar las vacunas que deseaba para Azul. Pero no se pudo”, continuó Almeyda, que dejó en claro: “Estoy muy lejos de querer ser político, menos en la Argentina. Lo mío es el fútbol. Solo quería ayudar desde mi humilde lugar”.

El ex River contó que habló con Sergio Massa, Axel Kicillof, Patricia Bullrich y Carla Vizzotti, entre otros. “Me dijeron que ellos lo iban a seguir. Lo hicieron. En algunos casos lo escucharon y en otros optaron por no hacerlo”, señaló. “Me dio lástima porque éramos muchos los que podríamos haber ayudado. Si se hubiese hecho, no tengo duda que un montón de futbolistas, actores y gente conocida hubiese colaborado para evitar tantas muertes”.

“Pregunté en qué podía ayudar, pero evidentemente como ciudadanos solo estamos para pagar impuestos. Después no se puede hacer más nada, estamos perdiendo valores por lo que nos van mostrando”, insistió luego de asegurar que también tuvo charlas con el intendente de Azul.

El recuerdo de su padre

“Su nombre era Oscar Alberto Almeyda. Él era mi amigo. Se me fue mi papá y mi amigo”, señaló un Almeyda emocionado. Y añadió: “Se me fue de una manera muy fea. Yo lo vi internado en el hospital de Azul, lo vi. Me queda en la memoria. Lo suyo se podría haber evitado si por ahí uno de estos pibes de 20 o 25 años que recibían las vacunas hubiesen dicho ‘no, mejor se la dejamos a la gente grande’”.

Y continuó: “Mi papá tenía 78 años, había sido operado de cáncer, había sido operado de tiroides y necesitaba ser vacunado. Se cuidó todo un año. Estuvo un año encerrado con mi mamá, pero lamentablemente se contagió y al poco tiempo se murió”.

Además, hizo referencia a la declaración de Kicillof, quien destacó que Almeyda “no necesitaba hablar con nadie, podía ver las leyes de Argentina y de todos los países del mundo”. “Por más que me manden a leer y que digan que quiero hacer política, a mí se me fue mi padre. Y tengo mucha bronca de la manera en que se fue, mucha. Me indigna saber que hay gente que se vacunó y que los mayores nuestros, en muchos casos, no”.

“Yo estoy vacío, muy triste. La pérdida fue muy grande y va a llevar tiempo poder aceptar que ya no lo tengo ni voy a escuchar un mensaje suyo. Éramos muy compañeros. Me pegó muy fuerte. Me siento como muchos, hay mucha gente que perdió seres queridos y está triste”, afirmó.

// La Provincia explicó por qué no pueden llegar las vacunas contra el coronavirus que consiguió Matías Almeyda

Por último, contó que junto a su padre realizaban acciones para ayudar a gente con mayores necesidades. “Lo hacíamos sin interés de nada. Él me enseñó a no olvidarme de dónde salí, cómo salí, cómo me crie. Indudablemente me inculcó valores muy fuertes”, cerró.

También podría gustarte