Esteban Bullrich contó cómo es vivir con ELA y reveló su charla con Cristina

Hace alrededor de un mes, el senador nacional de Juntos por el Cambio, Esteban Bullrich, confirmó su diagnóstico de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad neurodegenerativa que le provoca parálisis muscular y le afecta el habla. Pese a eso, aseguró que continuará con sus funciones en el Congreso.

En una entrevista con CNN en Español, Bullrich se refirió a las etapas anímicas que fue pasando cuando recibió el diagnóstico, luego de varios meses de estudios para determinar su condición. “El enojo me costó más que la angustia, pero ahora estoy en paz”, resumió.

“Cuando uno se entera que está enfermo de una enfermedad como la ELA, pasa por etapas. Tuve una etapa de angustia, mucha. ¿Qué me pierdo? Que no voy a poder entrar con mis hijas a la iglesia, por ejemplo. Esa es la primera reacción”, dijo Bullrich, en referencia al futuro casamiento de sus hijas. “La siguiente, es el enojo. El enojo me costó más que la angustia porque no le encontraba la vuelta. Ahora estoy en paz”, agregó.

Bullrich también se refirió a la solidaridad que expresó el arco político ante la confirmación de su diagnóstico. En relación al mensaje que la vicepresidenta Cristina Kirchner compartió en sus redes sociales, el senador contó que también hablaron por teléfono. “Me llamó y yo me emocioné hablando con ella. Hablamos de la fe. De lo importante que es la fe para crecer en todo momento”, afirmó.

Al momento de anunciar su diagnóstico, Bullrich, católico practicante, también se refugio en sus creencias. “Creo que Dios nunca nos pone pruebas que no podamos superar. Él hace nuevas todas las cosas, confío en Él”, expresó en una carta pública. De todos modos, había manifestado que su nueva condición no lo definiría y que seguiría adelante con su vida, a la que calificó como feliz y maravillosa.

En esa sintonía, sostuvo que la ELA no le impediría seguir con sus funciones legislativas. “Tengo un compromiso asumido con los bonaerenses y con los argentinos que no se modifica por este diagnóstico. Hay mucho por hacer para construir la Argentina que queremos para nosotros y para nuestros hijos”, afirmó.

Cuando comunicó su diagnóstico, el ex ministro de Educación hizo hincapié en que afrontaría la enfermedad con la misma fuerza con la que había enfrentado otras etapas de su vida “que nunca fueron fáciles”. Una de esas circunstancias difíciles se dio cuando su hija Luz batalló con un cáncer a los 7 años y con un tumor a los 13. En aquel momento, Bullrich también se refugió en su fe y le escribió al Papa Francisco una carta para que rezara por Luz, quien finalmente logró recuperarse.

 

También podría gustarte