Estaba cautiva, la violaban, golpeaban y amenazaban con matarla a ella y a su hija de 3 años

En un operativo que se realizó en el norte del conurbano bonaerense, una mujer y su hijo fueron detenidos preventivamente por los pesquisas policiales al estar acusados de mantener cautivas a una joven y a su hija, de 3 años. El suceso alcanzó características aberrantes, porque los sospechosos violaban a la rehén y amenazaban con asesinarla tanto a ella como a la criatura. La muchacha había arribado desde Catamarca y los implicados le habían prometido un trabajo como empleada doméstica.

Al respecto, los voceros judiciales revelaron que los aprehendidos son una mujer, de 69 años, y su hijo, de 34, quienes se encuentran a disposición del fiscal Marcelo Fuenzalida, del área de Violencia de Género, y que tuvo a su cargo la supervisión de estas diligencias. De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los hechos comenzaron a ser investigados debido a una denuncia que se recibió en la Unidad de Violencia Familiar y Género N° 2 de San Fernando del Valle de Catamarca, porque se desconocía el paradero de la joven y de la pequeña.

Se creía que la muchacha desaparecida se hallaba en el norte del Gran Buenos Aires y, finalmente, se la localizó en una finca situada en Asamblea al 1400, casi en el cruce con Capitán Juan de San Martín, en la localidad de Boulogne.

Trascendió que los servidores públicos, destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de esa jurisdicción, dialogaron con la víctima, pese a la reticencia de los otros habitantes de la vivienda.

Dramático relato de la mujer secuestrada

Mediante señas, la damnificada les hizo saber a los funcionarios que estaba en una situación de peligro y, por tal motivo, de inmediato los policías la apartaron de sus patrones, oportunidad en la que la muchacha, tras empezar a llorar, expresó que era mantenida cautiva, en el domicilio, junto a su hijita de tres años. En tal sentido, la víctima, cuya identidad no se divulga por cuestiones legales, agregó que había arribado con la niña a Buenos Aires, hacía dos semanas, para trabajar como doméstica. La denunciante sostuvo que la habían privado de su libertad en la vivienda, quitándole su documentación y que, además, era mantenida encerrada.

A su vez, la muchacha agregó que era violada, golpeada y amenazada de muerte junto a su hija por sus patrones, quienes habrían utilizado diversas armas para consumar las agresiones. Basándose en las distintas pruebas obtenidas en el sumario, los investigadores resolvieron allanar el inmueble, donde lograron incautar dos pistolas Bersa (una nueve milímetros y la otra 3.80), una escopeta Akkar 12.70, dos manoplas de metal, igual cantidad de rebenques de cuero y nueve cuchillos de grandes dimensiones. A raíz de la situación, de manera inmediata la sexagenaria y su hijo fueron apresados, mientras que la joven y la nena finalizaron liberados por esos funcionarios.

Hasta el momento, la causa penal, en forma preventiva, se mantiene caratulada “Privación ilegal de la libertad calificada, coacción agravada, abuso sexual con acceso carnal y tenencia ilegal de arma de guerra”.

También podría gustarte